¡Increíble!. América Latina completó 1.026 escuelas o facultades de comunicación. Es una cifra escandalosa si sie tiene en cuenta el reducido número de plazas laborales. Según un informe de Felafacs, la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social Brasil y México suman más del 65% de todas las facultades.

Colombia también ha prostituido la enseñanza y registra 55 escuelas o facultades en este campo del saber. ¿Dónde van a trabajar si los que ya son egresados son desempleados en un porcentaje que desconocemos?

Lo más preocupante es ignorar cuál es el perfil de comunicador que están capacitando en estos lugares. Cuando se habla de Javeriana, Antioquia, Minuto y recientemente Rosario no se tienen mayores dudas porque son quizás los programas con mayor personalidad e identidad. Le siguen Sabana, Uninorte y Externado, entre otras.

La enseñanza de la comubicaicón tiene que dejar de venderse como el camino a la fama y tiene que procurar más énfasis en la investigación aplicada a problemas de la interpretación de la sociedad y en la reflexión de relaciones como categorías como cultura, organización, percepción, identidad, participación y educación.