Sobre el caso de Andrés Salcedo

La sórdida relación de la familia Salcedo ha levantado a más de uno que se hace agua a la boca con el morbo que desata el conflicto, ese sí evidente, entre padre (Andrés) e hijo (Alberto).

A Andrés Salcedo lo conocimos los colombianos de mi generación que nos criamos viendo buenos programas de la televisión alemana, empaquetados por el sello Transtel, que nos enviaba programas como Telematch, una divertida puesta en escena en la que unos pueblos teutones competían entre sí en unas muy bien logradas ambientaciones escenográficas. En los años ochenta eso inspiró mediocres imitaciones colombianas como El Tiempo es oro su pueblo gana, un remedo grabado en el SuperCamping Las Palmeras y conducido por Hernando ‘El Culebro’ Casanova y que todo se reducía, casi siempre, a llevar un huevo en una cuchara a lo largo de una pista de plástico enjabonado…

En fin, me desvié. Salcedo era la bella voz timbrada que locutaba los partidos de la Bundesliga y a través de él conocimos las gambetas de Rummenigge y a otros gigantes del balompié alemán. Cuando llegó a Colombia fue recibido como una estrella que aunque narrara los partidos en el barrio Olaya, siempre sabía encontrar adjetivos desproporcionados para nuestros desnutridos créditos nacionales como el de Pacavita, ‘el panzer de Susa’…

De Alberto conocemos sus excelentes crónicas en revistas como SoHo como esta última sobre el seguimiento a unos dedos amputados. Nos hemos cruzado un par de e-mails como colegas de academia y de blogs, pero no nos conocemos personalmente.

La semana pasada estalló un escándalo en La W Radio sobre el presunto acoso sexual de Andrés Salcedo hace muchos años a su nieta Oriana, hija de Alberto; aseveraciones que serían confirmadas por Astor, otro hijo de Andrés y hermanastro de Alberto como producto de uno de los cinco matrimonios del veterano periodista.

Esperaré el fallo de la justicia porque antes no somos nadie para juzgar a favor o en contra una persona, aunque obviamente me inclino a pensar que lo que señala Oriana puede ser cierto en vista de que sigue tantos patrones en los que el menor de edad se siente culpable del abuso del que es víctima y le cuenta trabajo denunciar. Esperemos los resultados de las investigaciones para pronunciarnos con vehemencia en cualquiera de los escenarios.

A propósito, también invito a leer el blog de uno de nuestros más fieles lectores, el abogado Francisco Bermúdez Guerra quien escribió un interesante post sobre la polémica de exhibir las fotografías de quienes han sido condenados por crímenes de abuso sexual.

10 thoughts on “Sobre el caso de Andrés Salcedo

  1. sip, yo ya opiné en mi blog, en la versión impresa de El heraldo estan las fotografías de unos mails cruzados entre sus hijos donde manifiestan preocupación y no saben como manejar e tema, despues deciden hacerlo público, en fin. . . es un asunto sordido

  2. Yo estoy esperando que la justicia tome pruebas concluyentes y se dicte sentencia antes de dar por culpable al sindicado (como siempre pasa…), Andrés Salcedo para mi es una persona respetable, y también lo recuerdo por los partidos de la bundesliga, y ahora en el último mundial hacia transmisiones para direct tv.
    Ojalá esto sea un complot o algo parecido, porque en la pantalla chica siempre fue una persona para admirar.
    Un saludo.

  3. Así es Gerente Vi tu post al respecto y la discusión que se ha dado allí. Gracias por el dato de El Heraldo.

    Hola Caminante77: Cierto. Esperemos. buen camino para ti.

    Hola Merks: Eso es lo que proponemos, esperemos más información antes de crucificar. Antes que defender a Salcedo o atacarlo creo que merecemos más insumos y el fallo de la justicia. Gracias por el comentario.

  4. A mí lo que se me hace muy raro es, porqué acusar a Andrés Salcedo después de tanto tiempo? Pero lo que estoy siguiendo con más interés el caso de Alberto Salcedo, quien también fue denunciado en la W por una estudiante de la Javeriana por conductas indebidas…Totalmente de acuerdo con Víctor…En este momento nadie es culpable ni inocente, lo que necesitamos esperar es un fallo…Y bueno, un apuntico para aligerar el tema…lo que se hereda no se hurta? jejeje…Un saludo!

  5. Hola, es increible pensar que una persona reconocida como Andrés Salcedo sea acusada por su nieta y de algo tan grave. No debemos prejuzgar creo que debemos esperar que dice la Justicia colombiana (que no siempre es justa). De igual forma nos hemos sorprendido con otros casos, quién se iba a imaginar que el Miguel Canales de la serie Escalona (El Senador Álvaro Araujo) iba estar en la cárcel por supuestos nexos con los Paramilitares. Amigos ojala ninguno de los dos sea culpable pero si lo son espero que les caiga todo el peso de la ley sobre todo a Salcedo, porque un abuso pienso que es de los peores delitos que hay y peor aun si la víctima es un familiar del abusador. Saludos.

  6. ¿Sabías que menos del 0,5% de los argentinos residentes en el exterior votaron en las elecciones nacionales del 2003?

    En el 2007, Argentinos… a Votar!!!

    Sin importar tu estatus migratorio, realizá el cambio de tu domicilio y registráte para votar antes del 30 de Junio del 2007 en el Consulado Argentino más cercano a tu domicilio y votá en las elecciones Nacionales del Domingo 28 de Octubre del 2007.

    Para más detalles consultá con tu Consulado o en ¿Cómo Votar?

    Invitamos a todos los argentinos y las asociaciones de argentinos en el exterior sumarse a la campaña Argentinos a Votar!. Hacé correr la voz, contále a tus amigos, familiares y conocidos
    http://www.argentinosavotar.net/

    http://argenlibre.blogspot.com/

  7. Hola Gina: Es normal esa duda, pero hoy en el Congreso sobre abuso sexual oía que a las víctimas les cuesta mucho trabajo contar porque es muy difícil de superar ese trauma y puede costar años de esfuerzo. Sin embargo obviamente, esperemos. Gracias por tu comentario.

    Hola Daniel: Coincido contigo en que la vehemencia para defenderlos o para cuestionar debe ser una vez se dé el fallo. Gracias por tu comentario.

    Hola Argenlibre: Gracias por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *