¿Está a punto de crear un blog pero no termina de decidirse? ¿Tiene la idea, pero no el nombre? Tranquilo: Así comenzamos casi todos nuestra incursión en el mundo de los blogs. Sin ser un experto en la materia, me atrevo a formular algunas recomendaciones de ‘primíparo a primíparo’.

Hace poco vi el post de Laura, una estudiante de Comunicación de la Universidad de Antioquia, que contaba cómo al momento de crear su blog, se sintió casi paralizada:

Cuando llegué a mi casa, me senté en el computador y entré de una vez a Blogger, pero al cargar la primera página en la que decía “nombre del blog” me bloqueé. ¿Cómo se les ocurre preguntar de primeras por el nombre del blog? ¿Cómo se les ocurre asestar semejante golpe a la persona primípara que llega por primera vez a montar su rinconcito en el ciberespacio? ¿No existe algún tipo de asesoría para bautizar a un blog?

La sensación la hemos experimentado muchos bloggers neófitos. El post de Laura me dejó pensando en que definitivamente muchos aterrizamos en este mundillo sin darnos cuenta, y con más ganas que con preparación. Fue mi caso, por ejemplo.

En ese sentido, pensaba que lo más recomendable es que naveguemos primero en aquellos blogs que nos llaman la atención y veamos un poco cómo es que es su lógica, por qué nos llama la atención. De esta forma se me ocurren algunas preguntas que podrían orientar ese primer momento.

  • ¿Para qué quiero tener un blog? Cualquier motivación es válida, pero conviene tenerla(s) clara(s). Un blog se puede escribir porque el autor se quiere expresar, por vanidad, por un interés profesional, por una tarea… Por cualquier cosa, pero téngalo claro.
  • ¿Por qué un blog? ¿Está usted seguro de que un blog es el mejor medio para lo que quiere? Evalúe si lo que necesita es más un sitio web estático, un tipo de red social o una forma de contactarse con personas para conversar y en ese caso es probable que le sirva más un servicio de mensajería instantánea.
  • ¿Soporta las críticas? Mantener un blog implica tener una relación estrecha con el mismo en el que se recomienda responder los comentarios y no siempre estos están cargados de afecto y consideración.
  • ¿Qué consideraría como un indicador de “éxito” en su blog? Esto es muy importante porque las motivaciones de la primera pregunta están íntimamente ligadas con esta otra pregunta. Algunas personas podrían decir que el éxito se alcanza si se tienen muchas visitas; otros, si los artículos causan polémica; otros si logran ganar dinero con los anuncios de publicidad; otros si reciben muchos comentarios y otros si simplemente tienen una ventana para expresarse. Incluso para algunos, la expectativa solo se colma si se conjugan todos estos factores. Téngalo claro para que se enfoque en lo que quiere y para que no se decepcione si no lo consigue rápidamente.

Bien. Una vez que ha resuelto estas preguntas y decide que definitivamente un blog puede ser el mejor canal para lo que ha decidido vienen las recomendaciones para el momento crear un blog y para su mantenimiento:

  1. Defina el tema: Si bien es cierto que hay libertad para escribir de lo que uno quiera, lo cierto es que una de las ventajas para los lectores es encontrarse con blogs temáticos (blogs verticales) en los que el autor tiene algo que decir para un segmento de la audiencia que busca alternativas para un tema específico. Cada uno de nosotros puede ser un ‘experto’ básico, mediano o avanzado en algún tema. Busque cuál es el suyo y dedíquese a él. Obviamente, los blogs que hablan de todo también son muy válidos y sirven como una forma para exorcizar ideas que de otra forma podrían no conocerse.
  2. Elija una plataforma: En eso no ahondaré mucho porque puede ser algo muy técnico discernir entre las ventajas y desventajas de una plataforma u otra. Quizás a usted le baste lo mismo que a mí: Que hay algunas plataformas como Blogger (…blogspot.com), WordPress, LiveJournal, MovableType, Bitacoras.com, Terra, Blogia… Casi todos empezamos con Blogger porque es sencillo, pero con cualquiera es prácticamente lo mismo. Mire los blogs que le gustan y constate qué plataforma utilizan, puede ser una buena guía.
  3. Busque un buen Nombre y un buen dominio: En lo posible, que coincidan el nombre del blog con la URL (el dominio) ayuda a que los lectores lleguen rápidamente a su blog ¿Es obligatorio? No, para nada, pero ayuda bastante no tener que recordar nombres y dominios disímiles entre sí. Si tiene definido el tema, esto le será más fácil. Otra cosa: ayudan los nombres cortos, aunque un nombre aunque largo, si es original puede generar recordación.
  4. Elija una buena plantilla: Aquí usted puede preguntarse ¿qué es una ‘buena’ plantilla? Admito la complejidad porque esa respuesta puede depender bastante del gusto estético. Personalmente me gustan las plantillas simples de fondos claros con buenas tipografías no serifadas (sin muchos adornos, como la Times New Roman, por ejemplo). Pero eso es muy relativo y conduce a la siguiente recomendación…
  5. Identifique cómo va a comunicar además de lo que publica como texto: Como le decía, tiene que ver con la recomendación anterior. Piense en el tema que va a comunicar y en ese sentido, la plantilla debería ser coherente entre el tema que va a tratar y el tono que usted quiere transmitir. Tenga en cuenta colores, distribución de las columnas, tipografías, etc.,. Por ejemplo, si usted es un experto en muñecas Barbie sería un poco ilógico que no eligiera una plantilla en colores pastel y seleccionara una en colores negro… A menos que usted sea un experto en muñecas Barbie góticas…
  6. Defina su identidad: Suena gracioso, pero es un consejo que nadie da (de pronto por lo estúpido…) Defina si quiere que su nombre real sea conocido o si prefiere emplear un nickname (seudónimo). Adicionalmente tendrá que pensar cómo presentar su identidad real o ficticia ¿Va a poner foto de usted?. Decida qué tanto de usted va a presentar. A diferencia de muchos, creo que se puede dar la identidad real. No se corren mayores riesgos de seguridad y no se va a ser nunca tan famoso como para no poder tomarse una malteada en un centro comercial sin ser abordado para firmar un autógrafo… Eso nunca pasará, así que tranquilo con eso de la privacidad. Obviamente eso dependerá también del tipo de cosas que va a decir y si pertenece a alguna organización que le impide hablar de ciertos temas de manera pública.
  7. Haga algo de ‘mercadeo’: No creo mucho en esas personas que dicen que escriben solo para ellas. Si se tiene un blog, por lo general los niveles de acceso son bastante públicos por lo que es muy posible dar con ellos. Así, si ya reconoce que el blog no es solo para usted, sino para compartir con lectores, inscríbalo en directorios especializados. Aquí les recomiendo algunos. Puede que el término ‘mercadeo’ le produzca alergia, pero no se trata de que lo promocione como cualquier mercachifle, sino de que se enteren las personas que a usted le interesa.
  8. Dígale a sus amigos: Envíele la dirección de su blog a una lista de correos electrónicos de sus amigos, familiares y contactos que usted sienta que les podría interesar. Más que audiencias masivas, es probable que en su blog vaya a tener audiencias selectas que se interesan los temas sobre los que usted escribe o la forma en que lo hace.
  9. Actualice con frecuencia: No se trata de escribir todos los días, sino de entender que la frecuencia, cualquiera que se decida, ayuda a los lectores a que se fijen en su blog. Si decide escribir semanalmente no hay problema, los lectores pueden llegar una vez a la semana y ver si hay novedades. Esta sugerencia se puede obviar en la medida en que los usuarios lectores de blogs cada vez más recurren a los canales RSS, una tecnología que le permite a su lector suscribirse a su blog y recibir una notificación cada vez que usted lo actualice.
  10. Conteste los comentarios: Aunque le puede importar poco, créame que una de las maravillas de los medios sociales como los blogs es poder establecer una conversación –así sea asincrónica– con sus lectores. Los lectores apreciarán una respuesta y si es personalizada, aún mejor.
  11. Aprenda algo de HTML: No es indispensable porque si algo ha facilitado la popularización de los blogs es el prácticamente inexistente conocimiento que hay que tener de los sistemas informáticos. Solo basta saber escribir en el PC. No obstante, tener alguna idea básica de algunas etiquetas de html podría ayudarle a ‘pegar’ ciertos elementos que le pueden llamar la atención; editar fragmentos del código html, etc.,. Tranquilo. Yo soy bastante débil en eso y aún así he sobrevivido.
  12. Guarde backups: Si ha decidido intentar hacer algunos cambios en la plantilla, editando html, es mejor que primero haga unos backups (copias de respaldo) para salvar la situación si por error borra parte del código.
  13. Frecuente blogs similares: Eso le ayudará a establecer contacto con potenciales lectores con los que podría crear cierto sentido de ‘comunidad’. Deje comentarios reales sobre los posts que lee en ellos; no cometa el error de poner fríos mensajes como “Hola, me gusta tu blog”… Yo ya cometí ese error cuando era más principante que ahora y espero no volverlo a hacer. Lo importante de visitar blogs es que el blogging no se ejerce solamente cuando escribimos en nuestros blogs, sino cuando leemos y comentamos en otros.
  14. Visite blogs diferentes: No solo se recomienda visitar blogs similares, sino otros opuestos o de carácter horizontal (temas generales). Esto le ayudará a alimentar la mirada, el carácter universal de los temas y de los bloggers. Sorpréndase de la cantidad de blogs buenos y malos que hay en la red. Así aprenderá cosas que le gustan y otras que definitivamente las identificará como prácticas que usted nunca replicaría. Se aprende tanto de unos como de otros.
  15. Vincule sitios de interés: Ver links a otros sitios web y blogs le ayudará a los lectores a entender mejor el perfil del usted como autor.
  16. Ignore los trolls: Los trolls son esos personajes indeseables que tienen la capacidad de sacar de quicio a los autores y a los demás comentaristas. Tienen por oficio no tener más oficio… que el de colmar nuestra paciencia. La mayor satisfacción de estos está en que les contestemos con nuestra indignación y no importa si les argumentamos contundentemente. Ese es su alimento y por ello, como toda criatura viviente, su metabolismo se desestabiliza si no los alimentamos. Es difícil, lo sé, pero hay que tener paciencia e ignorarlos.
  17. Cuide su redacción: Aunque la maravillosa libertad y ausencia de sensores le facilitan que usted escriba como se le venga en gana, lo cierto es que es más cómodo (fácil si se quiere) leer blogs bien escritos que conservan cierto cuidado en sintaxis, gramática, riqueza en el vocabulario, puntuación, coherencia y ortografía. ¿Indispensable? En mi modesta opinión, solo es altamente recomendable y lo digo yo que frecuentemente se me van muchos ‘errorcillos’ de escritura, redacción y a veces de ortografía. Debo decir que a mi me ayudan mucho los mismos lectores quienes amablemente suelen corregirme.
  18. Asegúrese: Guarde ciertas normas de seguridad con las contraseñas que ojalá no sean obvias y predecibles. Tenga cuidado con ciertos correos que recibe, por ejemplo, con invitaciones para que a sus amigos les recuerde su fecha de cumpleaños. Esos mensajes como tal no están mal, pero cuidado al momento de dar contraseñas si estos sistemas se lo piden, no dé la misma contraseña del blog ni del correo electrónico.
  19. Disfrútelo: Si realmente luego de un tiempo comienza a ver que el mantenimiento del blog se convierte en una carga, déjelo. Escriba un post en el que se despide de sus lectores, consérvelo por un tiempo y luego borre su blog para no dejar ‘cadáveres’ en la red. Ojalá disfrute la realización de su blog como tantos otros lo estamos gozando.
  20. Tenga en cuenta estas recomendaciones: … Y no tanto. A la larga usted podrá evaluar si estas 20 recomendaciones le fueron útiles o no y seguramente hay tantas otras que ignoré por desconocimiento o por falta de memoria que las que aquí leyó le fueron insuficientes. Su propia experiencia le dictará otras recomendaciones. Ah, y por favor: lea un post de un experto de verdad en el que dé recomendaciones más oportunas 😉 … Recuerde que solo soy un neófito con un poco más de tiempo que usted en esto.

Preguntas al aire: Si usted es un blogger con algo de experiencia ¿Qué otras recomendaciones se le ocurren? ¿Qué links a recomendaciones podemos citar aquí para que se centralice una especie de directorio de ayudas a bloggers neófitos?