A La Guajira con los poros abiertos

El 28 de julio me embarco a cumplir un viejo sueño: Conocer La Guajira, o por lo menos parte de ella (sin llegar a la parte alta). Tengo el encargo de relatar en cuatro tomos las experiencias e inquietudes de niños y jóvenes frente a la ciencia y la tecnología.

Algunos de los proyectos que ya he venido leyendo son sencillamente encantadores por su metodología, pero lo que más me gusta es que aun cuando se preguntan cosas que podríamos pensar que son demasiado obvias, precisamente lo que develan es que la sensibilidad que se tiene a esas edad para dudar, para sospechar de los hechos es una disciplina que hemos venido perdiendo.

Con un periodista amigo agarraré mi carrito y atravesaremos media Colombia como cortando una mantequilla para encontrarme con esa mítica cultura Wayuu y trataré de tener esa misma actitud despierta y de asombro de los niños ante lo que parece más cotidiano. En otras palabras, abriré los poros con descaro para empaparme de una sabiduría que históricamente hemos venido mirando con desdén.

Seguramente van a ser 15 días de mucha indisciplina con este blogcito, pero en la medida de lo posible me asomaré y de ser posible les contaré algunos hallazgos en formato de relato breve, ante la fragilidad para escribir crónica.

Preguntas al aire: En otras ausencias me han cuidado el ‘chuzo’ ¿Me van a seguir cuidando el blogcito? ¿Alguna recomendación para el camino o para la estadía?

PDTA: Me perderé el arribo del profesor Moncayo a Bogotá, pero leeré la crónica de mi hermanito –que también sufre de periodismitis– en un medio nacional ya que le acompañará en los últimos kilómetros.

10 thoughts on “A La Guajira con los poros abiertos

  1. Mi estimado Víctor, en las mejores manos queda es encargo de relatar las experiencias de los niños frente a la ciencia y la tecnología. He sido testigo durante los últimos años (como colega -en el El Tiempo, Los Andes y la Javeriana- y ante todo como amigo) de tu gran interés por fomentar e impulsar el conocimiento científco y tecnoloógico de nuestro país. Buen viaje.

  2. Mil gracias Carlitos por esas palabras. Estoy bastante emocionado con esta oportunidad. Me apoyaré en las guías que hizo una gran periodista amiga que ambos conocemos y que nos ayuda a todos los colombianos que le ‘metemos el diente’ a las carreteras. Un abrazo

  3. Por favor, te cuidaremos el blog, obvio. La condición es que nos informes sobre esa linda tierra colombiana y tus experiencias. Te envidio en estos momentos y te deseo lo mejor a tí. Me saludas a tu compañero de viaje. ¡Mucha suerte!
    Un abrazo alegre y saludable con besitos gemelos para ambos!

  4. No sabes la alegría que me da, así como un poco de envidia, el viaje que estás haciendo a La Guajira. Te deseo mucha suerte en este trabajo y bueno ojalá nos tegasa informados de lo que pasa en el camino. Y por el “chuzo”, obvio que se cuidara. Un abrazo desde la lejanía del tricolor nacional. Charria

  5. Qué chévere tu proyecto Víctor! yo me voy en 15 días a la Guajira para darle continuidad a mi tesis con la Cruz roja sobre el calentamiento Global y su impacto en esa zona del país.
    Un abrazo.

  6. Lástima Gerente que no nos pudimos arrimar a ‘Quilla’. En otra oportunidad será. Saludos.

    Hola Lully: Gracias por tu buena vibración. ¿Ya viste las fotos? Un abrazo.

    Hola Juan Mauricio: Muchas gracias por haber ayudado a cuidar el .chuzo’.

    Gracias Mauricio: Vamos a ver si nos quedan fuerzas y tiempo para medio sacudir esto. Saludos.

    Hola Sandel: Veo que has estado pendiente de mi Twitter. La handycam tuve que dejarla en Bogotá para otro proyecto simultáneo y el carrito se portó ‘al pelo’. Saludos.

    Hola Dianita: Te deseo la mejor de las suertes por allá, que le saques el jugo a una tierra maravillosa. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *