Un muy interesante duelo brindan los canales privados Caracol y RCN: El día domingo lidian en el ring de la sintonía dos programas que poco a poco han venido ganándose los favores de la audiencia.

Caracol comenzó la apuesta hace varios meses con su periodístico Séptimo Día, dirigido por el veterano periodista filipino Manuel Teodoro, quien hace gala de un periodismo de escuela estadounidense que se desliza por la delgada línea que separa el periodismo duro de investigación, con el periodismo invasivo de cámaras ocultas y el azaroso tratamiento del sensacionalismo.

El experimento que le ha costado a Caracol competir en un franja tradicionalmente entregada a las películas foráneas ha dado tanto éxito en la medición del rating, que RCN ha decidido competir con las mismas armas: Con un programa periodístico en la franja estelar del domingo.

El Canal RCN tomó la decisión de dotar al cronista Pirry de mayores recursos económicos y de talento humano. Creció el equipo periodístico y así este programa pasó a competir en el horario de Séptimo Día.

Así las cosas, el que sale ganando es el televidente que pasa de ver las flexibilidad de apertura de piernas de Jean Claude Van Damme y las piruetas circenses de Jackie Chan, al tratamiento de historias reales en las calles y campos de nuestro país.

Por supuesto, los estilos de uno y otro puede ser objeto de largas discusiones. A Manuel Teodoro se le acusa comúnmente de ser un amarillista que exagera las situaciones para dotar de mayor dramatismo las historias que cuenta y a Pirry se le critica su tono prepotente en el que a veces se exalta más su participación en primera persona que las historias mismas que le pertenecen a otros protagonistas.

Precisamente será una responsabilidad de nosotros los televidentes ir fiscalizando las realizaciones que generen estos espacios para buscar historias contadas con equilibrio, sin patrioterismos baratos, sin discursos lastimeros y sin la intervención de los intereses personales.

Preguntas al aire: ¿Los domingos ve usted alguno de estos programas? Si sí ¿cuál prefiere? ¿Qué tipo de periodismo le parece más cercano y, a la vez, riguroso?