“No nos envíen más hojas de vida, ¡De por Dios!”

No sé si reír o llorar pero recibí un correo por pertenecer a una lista de egresados de mi universidad en el que se implora que por favor no le envíen más hojas de vida a la editora de la sección de entretenimiento del Canal Caracol.

Todo comenzó con una solicitud de Diva Jessurum, la editora de ese espacio, que este miércoles solicitó hojas de vida de mujeres para presentar la sección en los distintos horarios de la sección durante los noticieros. Jessurum solicitaba comunicadoras. Dos horas después, de la lista de egresados, llegó un mensaje en el que agradecían el interés y que no era necesario seguir enviando hojas de vida pues la oferta ya tenía suficientes aspirantes como para no tener que considerar más.

Hoy llegó un nuevo mensaje (el que le comentaba en el primer párrafo) con tono desesperado en el que se decía textualmente:

¡¡¡¡ POR FAVOR TENER EN CUENTA ESTE MENSAJE!!!!

No continuar enviando hojas de vida a Caracol TV para aplicar a la convocatoria relacionada con el cargo de presentadora. El propósito es evitar que continúen bloqueando el computador de la Coordinadora de Entretenimiento, Diva Jessurum, por la multitud de respuestas que le están remitiendo y que le han ocasionado tropiezos en el  funcionamiento y uso del mismo.

Caracol TV cerró el proceso de selección de aspirantes interesadas en su oferta laboral.

Manifiesta su reconocimiento por la atención prestada a su convocatoria y la comprensión a esta solicitud.

Cordialmente,

XXXXXXX

Esta situación deja esa sensación de desamparo al ver que la aspiración a salir frente a las cámaras, y presentando una sección con noticias sobre los calzones de Britney Spears o las borracheras de Paris Hilton se convierte en un deseo irrefrenable y en la mejor de las posibilidades laborales. Luego, lo peor, es que algunas de ellas terminan protagonizando los mismos escándalos, pero en la escena criolla al compartir sus pornomiserias a través de algún celular.

Y como si fuera poco, todas nos repetirán hasta el cansancio desde sus banquillos de bar lounge que ahora vienen “las buenas noticias del entretenimiento”, aunque comiencen con el registro amarillento de alguna tragedia que solo debería importarle al implicado.

Las cámaras seducen a muchos de quienes suelen salir frente a ellas, parecería conferirles un poder sobrenatural, un halo de impermeabilidad como producto de la visibilidad mediática.

Lamentablemente, a Diva Jessurum le van a seguir llegando hojas de vida que le “bloquearán” el PC porque como en otros campos de la vida profesional, siempre habrá quienes se la quieran ganar más fácil bajo la promesa de ganar dinero, exhibir el rostro (y el cuerpo) y recibir atenciones de quienes idolatran a esta nueva aristocracia de los plasmas…
Ojalá que con la misma celeridad con que se ofrecen para llenar la vacante de la sección de entretenimiento, más colegas comunicadoras consideraran ejercer su profesión desde otras perspectivas. Necesitamos buenos profesionales creando propuestas para más televidentes críticos que para tele-invidentes pasivos.

15 thoughts on ““No nos envíen más hojas de vida, ¡De por Dios!”

  1. Un tema que pareciera un chiste es serio. Yamith Amad fue el impulsor de esto, es lo que recuerdo vagamente, que como sabemos es el disparador de los ratings en los noticieros de televisión. Por algo se crearon más y más programas particulares de chismes de farándula. Reitero, somos un país folclorico.

    Y en cuanto a la Oferta de las hojas de vida, pues hasta tienen razón, parece que es bien pago y aparte es un trampolín de buena imagen. Hasta mandaría la mía si no tuviera otros intereses.

    Un abrazo con los afectos de siempre!

  2. Esta es una prueba de lo que he pensado de los noticieros y su formula 3G (Guerra, Goles y Gluteos) es una tristesa que muchas comunicadoras piensen que solo en las “noticias” de la farandula como su fuerte laboral. aunque pensadonlo bien, si RCN dedica mas de media hora (hace rato que no lo veo) a la seccion de farandula, puede ser que a los canales les importe mas esta parte, que las noticias de verdad.

  3. ¡Hola Victor! Bueno, es preocupante lo que planteas en la medida en que se hace evidente que más allá de cualquier afán profesional los jóvenes comunicadores, recién graduados o próximos a hacerlo, está el afán de notoriedad. Las facultades de comunicación cada semestre reciben más personas y gradúan menos; por el camino, muchos estudiantes encuentran algún atajo que los siente en la sillita del lounge. Desde esta perspectiva, sin embargo, estas secciones tan “profundas” tienen lo que se merecen: “profesionales mediocres”. Desde la universidad, sin embargo, es pertinente preguntarnos dónde está la falla, qué idea tiene un muchachito de grado once sobre la carrera… Lastimosamente, el referente más cercano no tiene que ver sólo con las presentadoras de noticia sino además con presentadores de noticias mediocres, reporteros mal hablados, editores perezosos y como si esto fuera poco, lo encuentran sumergido en un unos medios masivos que no merecen credibilidad alguna pues están manejados de acuerdo a los intereses de la clase dirigente del país.
    Creo que hay que buscarle explicación desde la academia a ese afán de ser diva que, obviamente no existe sólo en tu disciplina (dímelo a mí que tengo al frente a la “farándula literaria” , “la aristocracia del trabajo editorial” y el “jet-set de la pedagogía” -a veces en una sola persona-), que invade todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana no tanto porque seamos, digo yo, “un país folclórico “(sic) ¡(¿?)!, sino porque estamos acostumbrados a lo fácil.
    ¡Un abrazo enorme!

  4. Aparte del problema filosófico-ético de fondo, lo que realmente me llama la atención es cómo varias decenas (o hasta cientos) de emails le pueden bloquear el computador a alguien.

    No, todavía no lo entiendo.

  5. Pues eso sólo es muestra de lo mal que anda la cosa con respecto al periodismo. Me atrevería a asegurar que gran parte de las mujeres que mandaron su hoja de vida no eran periodistas ni nada, puras modelos y prepagos al piso que quieren probar el dulce sabor de la fama y el dinero fácil, quitándole el puesto a mujeres que si estudiaron para comunicadoras y tienen más capacidades que cargar kilos de silicona. Pero bueno, igual esas secciones no requieren precisamente lumbreras, eso está más que demostrado.

    Saludos.

  6. Hola Lully: Sí, es un trampolín y por eso mucha gente aspira a pasar por ahí, para transitar un camino fácil. Saludos y un abrazo para ti.

    Hola Diego: En efecto parece que son secciones qe importan más y debe ser en parte porque ahí está gran parte del grueso de anunciantes. Lo de la “Fórmula 3G” está muy bueno; ya la había identificado, pero creo que en otros posts hablaba de “sangre, goles y tangas”. Saludos y gracias por el aporte.

    Hola Angelita: Muy buena radiografía la que nos planteas. Definitivamente, no solo las presentadoras de farándula son un espejo de lo que plantean los medios, sino otro tipo de roles que también evidencia mediocridad no por el cargo sino por la forma en que trabajan. Y claro, hace parte de muchas otras disciplinas este problema. Un abrazo grande para ti, me alegra que hayas vuelto.

    Jejeje. Si, también lo noté Patton. Imagino que lo que realmente pudo pasar es que quién sabe qué troyano le metieron en uno de esos CV y luego le echó la culpa a la cantidad de mails.

    Hola Iván: Pues no sé qué tanto hayas podido ser así, pero nadie puede asegurar que no le hayan llegado hojas de vida de menos neuronas y más silicona. Saludos.

    Hola Bilioso: Bienvenido de vuelta, hacía rato no lo veía por aquí. Saludos.

  7. Hola Víctor, y de hombres no están recibiendo hojas de vida ?, pues yo me apunto a presentar la sección de farándula siempre y cuando no me exijan usar minifalda !!! y que me quite mis gafas de ….., y que haga dieta para lo de la barriga…., en fin ¿ a dónde paso mi foto y hoja de vida ?, saludos.

  8. Jejejeje. Está muy bueno el video, lncognito, “claro que sí…”. además es publicado por un buen amigo de esta casa: Vargasvargas. Saludos, claro que sí.

    Jajaja… Francisco: Lo de las gafas seguro que te piden que no las uses, la minifalda si no lo puedo asegurar. 😀 Saludos y gracias por el apunte.

  9. Lo que me parece más insólito es que un medio de comunicación no haga uso adecuado de los canales efectivos de comunicación para un fin como el que perseguían. ¿No somos los comunicadores los expertos en comunicación? Ese tipo de convocatorias se deben hacer a la vieja usanza: entregando el currículo en vivo y en directo y no por mail… ¿qué esperaban?
    Abrazos

    Eliana

  10. Me causa “gracia” la animadversión de Bilioso por Lully.

    El señor Víctor, siempre tratando de evadir las incómodas respuestas que dá el delincuente de Bilioso.

    Con los demás se envalentona pero con Bilioso se porta como una seda, a pesar de que sus comentarios son bajos, ruines y grotescos. La muestra clara es la injuria y calumnia que tiene como post de “denuncia” de Bilioso.

    Es clara la admiración de Víctor por el sujeto en mención.

  11. Hola Eliana: Lo que pasa es que entregar la hoja de vida en formato de papel ya no es muy eficiente y hasta poco ecológico resulta. Pero digamos que el problema no es ese, como sí las motivaciones para ocupar esas responsabilidades. Gracias por tu comentario.

    Hola Camilo: Con Bilioso me pasa lo mismo que contigo: ni admiro ni detesto. Son sencillamente lectores con puntos de vista muy radicales, diametralmente opuestos entre sí. Ni Bilioso me admira hasta donde sé y es coherente en su posición; hasta me ha contado que escribió una nueva diatriba contra mí. A pesar de ello creo hay algo de respeto. Hay bloggers a los que sí admiro y hay otros a los que no me gusta como escriben o lo que dicen; creo que tengo ese derecho. Y el viejo post que mencionas solo fue informativo; lo habría podido escribir desde la otra perspectiva e igual me habrían madreado. Ya me quedó la enseñanza de que no tenía porque dedicarle líneas al ‘innombrable’ y a su corte de groupies-feligreses, ni tampoco a sus opositores. Todos son demasiado pasionales, la muestra es seguir recibiendo comentarios sobre el tema. Por esa razón me dedico solo a los temas de comunicación y desearía que los comentaristas también lo hicieran, en lo que refiere a este espacio yp or ello aquí espero cerrar el ciclo de esta conversación. Gracias por la observación como siempre y trataré de seguir mejorando. Saludos.

  12. Me encantó el final de la entrada… y es que es muy cierto que muchos televidentes son televidentes pasivos que se dejan engañar por la supuesta buena vida que muestra la televisión y se quedan siendo consumidores de esta…

    Por otro lado, es muy reflexivo el llamado a sus colegas comunicadores… es necesario que dicha profesión demuestre lo que es, a través del buen trabajo de sus profesionales.

    Saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *