Bases de datos de las universidades en poder de la Fiscalía

La orden de Jorge Iván Piedrahita, fiscal de la Unidad Antiterrorismo de la Fiscalía General de la Nación tiene que ser vista con lupa. Si bien hay una clara infiltración de los grupos ilegales en las universidades, eso no justifica tender un manto de sospechas sobre todos los miembros de la comunidad educativa.

Con la medida, se aspira detectar a los posibles terroristas que estarían desde los campus de las universidades públicas, alentando acciones terroristas o, por lo menos, ‘evangelizando’ (aunque sea el término menos adecuado y más repudiado por los implicados) a los estudiantes para simpatizar con “la causa revolucionaria”.

Hace apenas un par de meses la sociedad ruborizada volvió a saber que en las universidades hay encapuchados…. “¡oh!, hay encapuchados…” Como si fuera una historia novedosísima, los medios de comunicación esculcaron para ver quién podía aportar videos caseros de las ‘paradas militares’ y hasta los cambios de guardia de los grupos ilegales dentro de la Universidad. Se satanizó a la universidad pública como si todos sus miembros fueran los secretarios privados del ‘Mono Jojoy’.

Luego vendría algún reinado o cualquier otra cortina de humo y el tema, en muy poco tiempo, pasó al olvido. Hoy, este fiscal Piedrahita sugiere que para encontrar a unos pocos terroristas hay que ‘escanear’ a toda la población. Además de inconstitucional, diría que es poco práctico. Pero “lo práctico” es el más débil de los argumentos para oponerse a tal ridiculez, porque lo instrumental puede superarse con logística. Lo más grave es lo que está de fondo si la sociedad aprueba esa intromisión: Una puerta abierta para que toda lista donde se consignen los datos de los ciudadanos sea considerada potencialmente salpicada por el terrorismo.

Con una medida como estas, todos pasamos automáticamente a ser sospechosos; el día de mañana (si es que ya no pasa) las bases de datos de Carulla, Éxito, Carrefour, Ley, Vivero, La 14… pasarán a ser material de consulta permanente para ver si allí hacen mercado los terroristas; las listas de clientes de los operadores de telefonía móvil y celular serán husmeadas con total tranquilidad para detectar en nuestras llamadas al sucesor de El Chacal.

Y así, las autoridades tendrán luz verde sin que medien en esas segundas o terceras consultas, respeto por la intimidad de los datos allí consignados. Con el acceso aprobado, la falta de escrúpulos de algunos funcionarios (para no caer en la tentadora idea de una conspiración, de una política de Estado) permitirá que datos sensibles puedan ser usados con fines no establecidos transparentemente.

Adicionalmente, una medida como estas es risible si al diferenciar universidades públicas de las privadas, se intenta convencer que en unas hay infiltración y en otras, no. Pensar que la universidad privada está libre de agentes que quieren desestabilizar el orden es ingenuo y generalizar en un campo o en el otro, es atrevido e ignorante.

Actuar de esta forma es tan ingenuo como cuando en los vecinos países nos piden el certificado judicial para comprobar nuestros antecedentes penales… ¿Los criminales van a pasar tan tranquilos por los puntos fronterizos? El que quiere delinquir pasa por el lugar menos pensado, no por Inmigración.

Finalmente, estoy seguro que muchos de los que llevan a cabo una operación de “concientización” en las universidades públicas y privadas, ni siquiera tienen que estar matriculados. Basta con ingresar y sentarse en los espacios públicos, o de prometer un futuro idealizado en un bar, para ir sembrando su mensaje.

El día de mañana bajo la misma política de ‘macartización’, todos seremos potencialmente terroristas al pensar
Me preocupa sí que con este tipo de decisiones termine enconándose más la idea del miedo como eje transversal de intimidación para justificar políticas antiterroristas.

Quienes gobiernan justificando su presencia como el remedio único y mesiánico para los perpetradores del miedo son realmente los silenciosos testaferros del pánico como arma eficazmente administrada.

Y eso hay ocurrido históricamente desde las derechas extremas hasta las zurdas plenas.

PDTA: ¿Y los medios? ¿Se quedarán sentaditos esperando el comunicado de prensa oficial para saber cómo operará la medida?

Preguntas al aire: ¿Qué opinión tiene de la medida de investigar las bases de datos de las universidades? ¿Qué mecanismos propondría para dar con los infiltrados en las universidades? ¿El problema de la presenca guerrillera se da únicamente en la universidad pública?

16 thoughts on “Bases de datos de las universidades en poder de la Fiscalía

  1. Totalmente de acuerdo contigo. El control a los grupos ilegales en las universidades deberías hacerse por parte de las directivas del centro educativo. El problema es que ya se ha manifestado que ellos no tienen la mínima intensión de investigar ni encontrar a los involucrados. ¿Qué hacer entonces con esta falencia en la “vigilancia ciudadana”? El gobierno debe entonces exigir, no examinar a toda la comunidad universitaria, sino que las directivas investiguen puntualmente a quienes participan de estos actos revolucionarios.

  2. Hola,mi nombre es Gustavo Vargas. Soy estudiante de Comunicación Social Periodismo de la UCPR. Realizo mi trabajo de grado sobre blogs, esfera pública y periodismos participativo en Colombia. POr ello escribo. Estoy haciendo un trabajo de tipo cualitativo, y entre mis instrumentos para desarrollar mis capítulos de comprensión de la esfera público en los blogs tengo dos entrevistas que me quisiera usted me respondiera, pues su blog es uno de los que tengo seleccionados para el trabajo.

    Estas preguntas son, para la categoría de conectividad autodirigida desde la comunidad virtual de Castells:

    – Cuál es el objetivo del blog?

    – ¿Qué los indujo a crear un blog (personal o colectivo)?
    – ¿Para usted, qué importancia tienen los blogs en los medios de comunicación?
    – ¿Cuáles son sus intereses en el blog?
    – ¿Es esta la única manera de usted poder expresar sus ideas, hay otras?
    – ¿Cómo es el proceso de recolección de sus noticias o artículos?
    – ¿Cómo es la participación de los lectores del blog?
    – ¿Cómo es la participación suya con otros blogs?

    Y desde públicos fuertes y públicos débiles pensando los contra-públicos en Frase:

    – ¿Qué clase de periodistas cree usted que participa de los blogs?
    – ¿Cómo cree usted que es la participación del periodismo en los blogs?
    – ¿Cuál cree usted que sería el interés de un periodista al participar en los blogs?
    – ¿De qué manera intenta el periodista construir debate en los blogs?
    – ¿Cómo es la relación de periodistas bloggers con otros periodistas bloggers?
    – ¿Cree usted qué hay algún sesgo a los periodistas que participan en los blogs? ¿Quién lo incita? ¿Por qué?

    En mi blog http://www.losyahoos.blogspot.com hay ciertos apartes de mi trabajo de grado. Sería muy pero muy importante su ayuda. Muchas gracias.

    Gustavo Vargas.
    3156619486
    Pereira

    http://www.losyahoos.blogspot.com
    http://www.revistalaurbana.com

  3. Gracias victor por decir.
    Tenia las ideas de escribir desde que escuche la noticia. Pero el “sistema” termina por afectandolo a uno. Al final pensé que terminaba acusado de mamerto, o zurdo extremo.

    Pero nada, ahora te agrego que si estan en la U los concientizadores, ahi no es como en Carulla, o en el metro, o en la calle, ahi estan pelados que la piensan todo el tiempo. No es con decir y ya. El que decida es porque realmente esta convencido de algo. Y esa es su decision. Y no creo que en el 2008 exitan muchos por convencer…

    Hermano, muy deacuerdo contigo hoy.

  4. Victor,

    La práctica de irrumpir en las bases de datos con información demográfica es algo popular desde los incidentes del 9-11, con lo que se conoce como Minería de Datos. Inicialmente se usó con fines de marketing, pero después de los atentados se usa también para encontrar actividades sospechosas. En Colombia parece que quieren hacer lo mismo, pero es curioso que lo divulguen de esa manera.

  5. Hola Victor.. Estoy de acuerdo contigo, aunque pienso que tambien es falta de control en las mismas universidades, en alguna ocasion tuve la oportunidad de estar en una Universidad publica tipo 8:00 p.m. porque salia de una clase y me encuentro con un grupo de los famosos encapuchados rayando las paredes de la facultad donde me encontraba, estas las habian pintado el dia anterior. Al ingresar al edificio debiamos presentar carnet de ingreso, el senor celador los dejo entrar como si nada, en ese entonces me pregunte si desean saber quienes son estas personas es una buena hora para que llegue la autoridad y los puedan capturar y no tengan que pagar estudiantes que realmente van a estudiar y terminemos siendo todos sospechosos….

  6. Victor, me preocupa la estigmatizacion y macartizacion a las que son sometidos los espacios criticos con el gobierno

    A riesgo de parecer exagerado, que no nos sorprenda cuando llegue el momento en que las auoridades soliciten a Google, MSN, Yahoo, los datos privados de sus usuarios para investigar si entre ellos no existen elementos relacionados con grupos ilegales

    El hecho que presenciamos entonces no es ninguna nimiedad, cualquier parecido a regimenes totalitarios y dictatoriales es pura coincidencia

    Saludos, Yo

  7. Don Víctor, muy buenos días, primero creo que es ilegal el ingresar en información privada, pero eso no tiene ningún problema y la respuesta o disculpa para permitirlo es que es por seguridad nacional. Pero creo que la mejor y más efectiva forma de conocer, de seguir e identificar plenamente a los terroristas infiltrados en las universidades es por medio de inteligencia militar, o sea usar la misma arma que es la infiltración. Usar agentes entre la comunidad estudiantil. Y creo que esto es tan obvio que ya se debe estar haciendo y que la sociedad no tiene ni debe por qué estar enterada.

    EXITOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  8. Pronto estarán revisando las bases de datos de las bibliotecas públicas para saber qué estamos solicitando, por ejemplo, en la BLAA. A lo mejor ya lo están haciendo. O nos están monitoreando a ver quiénes van y visitan el sitio de Anncol o de aporrea. Así como la izquierda llama Paraco a todo el que no está con ellos, el gobierno puede llamarnos terroristas a los que por alguna razón queramos saber un poco más.
    Bueno volver a leer por acá.
    ¿Que han dicho los medios en sus editoriales sobre esta cacería de brujas?

    Siempre copio esto u otras cosas de mi blog sobre lo que lo tomé de la película Good Night and Good Luck, sobre el periodista Edward Murrow que enfrentó a McCarthy:

    “No debemos confundir disenso con deslealtad. Debemos recordar siempre que acusación no es prueba y que la condena depende de la evidencia y de un debido proceso legal. No viviremos temiendo el uno del otro. No seremos conducidos por el miedo a una era de sinrazón, si analizamos nuestra historia y nuestra doctrina y recordamos que no descendemos de hombres temerosos ni de hombres que temían escribir, asociarse, hablar y defender causas que fueran, en ese momento, impopulares.”

    Otro extracto, tambien de Ed Murrow:

    “Cualquiera que se oponga o critique los métodos del senador McCarthy debe ser un comunista. Y si eso fuera cierto hay una horrible cantidad de comunistas en este país.”

    Finalmente

    “Las acciones del senador de Wisconsin han causado alarma y consternación entre nuestros aliados y dado consuelo a nuestros enemigos. ¿Y de quién es la culpa? En realidad no de él. Él no creó la situación de miedo, sólo la explotó, y con éxito. Casio tenía razón: “La culpa no está en nuestro destino, sino en nosotros”

    La cita corresponde a la tragedia de William Shakespeare “Julio César” y Murrow hace referencia a ella dado que en alguna ocasión el senador McCarthy había hecho alusión a un fragmento de la misma obra ubicado pocas líneas después de éste y así el periodista lo contradice y refuta.

  9. La verdad me siento un poco DESESPERADO por la falta de reacción…
    soy partidario de que los padres se unan en una liga -así sea con meros fines pedagógico, tipo Mockus-, llamada Liga Anti Lupas, o algo así…

    mi punto es este, Víctor.

    Es preocupante, sí, pero también es para tenernos en shock, a aquellos que enseñamos y a aquellos que se educan, para que no reaccionen de ninguna forma posible. Para que se queden dormidos sobre sus laureles actuales de vida y no desarrollen o defiendan adecuadamente sus procesos educativos.

    La estigmatización es claaaaarísima. ¿Como te explicas, entonces, que no hayan tocado un sitio como la UJTadeo Lozano, que todo el mundo sabe, vox populi, es un gran foco de drogas duras y prostitución de prepagos por parte de la rama de abogados de la universidad? Si quieren ver mafias, guerrillas, tráfico de armas y temas varios, en esa universidad o en el Rosario se pueden encontrar más de una muestra, o en las grandes fiestas de la UAndes, que reciben drogas y prostitutas de otras universidades. No son chismes, solo que muchos periodistas temen meterse en la constatación porque hay demasiados poderes a la sombra juntos. Y esto no es un tema nuevo, solo que hasta ahora no ha habido la masa para empezar a investigar en otras universidades. EL primer periodista que llegue a hacer un documental sobre estos temas en universidades privadas rompería el Techo de Cristal que ponen a universidades o academias de menor renombre pero de mayor efectividad.

    En otro aspecto, sobre el seguimiento a la información de otras fuentes, la persona que habla del Mining Data, Ingeniería de Datos, tiene toda la razon, eso llevan 7 años haciéndolo, sólo que a través de eventos como estos es que nos permiten a nosotros idearnos y formularnos estas preguntas.

    Si esto se aprovecha ahora, estamos a tiempo, a tiempo justo, de exigir con resultados a largo plazo un cambio de política respecto a los procesos políticos y administrativos planteados con los cuerpos universitarios, al poner de manifiesto la *ridiculez* de ese macartismo. Si se quiere empezar a desactivar las células guerilleras en las universidades, creo que deberían por empezar a reformar los programas de asesorías en los primeros semestres, es decir, cambiar totalmente/radicalmente el enfoque con el primíparo: buscar madurarlo con talleres sobre sus talentos, su perfil sicológico para que lo reconozca, et al, porque esto lleva a los individuos a empezar a pensar por sí mismo un poquito más, a detectar y diferenciar discursos más temprano. Eso, junto con una serie de materias o asignaturas que relacionaran más las carreras con el ámbito de las mismas en la Colombia Rural y la Colombia Urbana serían un impacto muy profundo en la decisión de estos muchachos, dado que la violencia es un fenómeno que se apropia sobre todo de mentes no informadas.
    Es interesante ver como por ejemplo en Argentina enseñan Historia del Arte Argentino, y te hablan de zonas como Tucumán o Córdoba, aparte del gran BsAs, y esto permite un poco más de visión real para las carreras de arte (UBA). Igualmente se podría hacer acá con TODAS las carreras, como una forma de iniciar un poco más al nuevo especimen, de enraizar su conocimiento.

    Gracias y buen día Victor.

  10. es sencillo. Las personas pueden ser investigadas y las bases de datos utilizadas siempre y cuando lleven un proceso serio y trasparente, fiscalizado por un juez de garantias, porque que miedo que anden los datos de uno por ahi sin saber en manos de quien. Tambien hay que pensar que las universidades deben tambien investiguar un poco a sus estudiantes al momento de la admision asi se quitan ese problema de encima

  11. Es preocupante. No sólo que lo hagan. Sino que se lo tomen todos los estudiantes así, tan tranquilos. Es sabido que después terminan arrestando a cualquiera con inquietudes diferentes o gustos no tan convencionales.

  12. Hola Jorge: Sí, es una pena que sea una medida generalizada a toda la población. Gracias por el comentario.

    Gracias Juan David por el comentario.

    Hola Miguel: sí, increíble que se haya filtrado una operación de inteligencia, y de esa manera.

    Hola Nayis, por culpa de unos pocos, todos terminan pagando. Gracias por tu comentario.

    Hola lncognito: Claro, la estigmatización es muy peligrosa y tambipén he comentado, en clase, que el problema es que toda lista, toda base de datos podría llegar a ser considerado documentos blanco de investigaciones quién sabe para qué propósitos. Gracias por el aporte.

    Hola eMe: Sí, a cada problema hay que darle una solución proporcional. Saludos y gracias.

    Excelente aporte Mauricio, me gustó mucho sobre todo la primera intervención de Murrow y la conexión que hiciste con nuestra evidente polarización nacional. Saludos y mil gracias

    Hola Jalule: Indidablemente, como habíamos mencionado en este post, la mirada que se tiene de las universidades privadas es totalmente cándida, ignora las realidades y las alimenta con los imaginarios que se crean y recrean una y otra vez. Gracias por el aporte y las recomenaciones a las universidades.

    Hola Carlos: Esto no se trata de obstruir a la justicia, sino que la institucionalidad respete los derechos de los individuos y precisamente, que se aplique la justicia con equidad. Gracias por el comentario.

    Hola Américo: Sí, eso preocupa mucho y que los estudiantes tan tranquilos. Saludos.

  13. Pues Victor, lamento informarle que la ola de espionaje en las universidades ya empezó. Anteayer en la Nacional, hombre uniformados retuvieron a un estudiante en la 45, le pidieron sus documentos y luego revisaron bases de datos y lo dejaron ir. A eso sumele la noticia de un profesor en un colegio en Kennedy que fue retenido por el delito de “Rebelion”, adivine que clase dictaba: derechos humanos.

    Hombre, el que diga que no vivimos en una dictadura en Colombia MIENTE

  14. Hola!

    La situación no es de leerla hoy y olvidarla mañana. Saber que por pensar de forma particular y estar conectado a una universidad pública y a este paso -como lo menciona Victor- a cualquier cosa, te clasifica automáticamente como terrorista, es absurdo.

    No estoy de acuerdo con Carlos respecto a que se deba investigar a los estudiantes cuando ingresan a la universidad por una razón sencilla, los falsos positivos. Existe una alta probabilidad de que de manera selectiva se quiera “montar cuento a algunos” por ser activistas políticos cuando ingresan a la universidad. Si, es cierto “el que nada debe nada teme”, pero cuando existe la posibilidad de que le achaquen deudas que no son de uno, la cosa cambia.

    La presencia guerrillera no es sólo en la universidad pública, así como en la universidad pública no sólo hay presencia guerrillera. ¿Por qué no hay miedo a que haya presencia de grupos de ultra derecha radical al margen de la ley en las universidades? Porque en las circunstancias políticas y en las características del gobierno actual, nadie -con mediano grado de conciencia social- estaría dispuesto a ingresar al conflicto en este lado de la balanza.

    La necesidad del gobierno por conseguir adeptos a la reelección, mostrar resultados de los últimos periodos y acabar con la consciencia crítica del país como focos de resistencia, es la razón de buscar culpables en estas listas.

    Hay que precisar algo importante, esto no sólo afecta a los universitarios. La lógica de la guerra se inscribe cada vez con más fuerza en la sociedad civil. Con el paso del tiempo ya nadie va a confiar en nadie, se empezará a dudar del panadero, del obrero, del celador, de la misma manera como se desconfía del campesino y ahora, del estudiante. Esta lógica de amigo-enemigo atomiza la sociedad -si no se está con el otro, se esta en contra de él- y exacerba el conflicto.

    Pensar y expresar cualquier idea que es diferente a la del otro no debe ser un peligro. Esperemos que estas opiniones no se conviertan en una excusa para que en los próximos días empecemos a desaparecer, incluso, como proyecciones virtuales.

    Buen día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *