Noticiero del Senado aprovecha la confusión

Luego de presentar muy rápidamente los titulares, como todas las noches, Jorge Alfredo Vargas, presentador de Noticias Caracol da una entrada a lo que presuntamente está pasando a esta hora en el Congreso. El productor del noticiero divide la pantalla en dos recuadros: uno para Vargas y el otro para la periodista desde el congreso: “Desde el congreso de la República, Azucena Liévano… “¡Azucena Buenas noches!”…

La periodista Azucena Liévano, aún con el logosímbolo de Caracol en una esquina de la pantalla recibe el saludo de Vargas y rápidamente empieza a hablar de algún tema del Congreso. Pocos segundos después, sin que sea muy fácil advertirlo, el televidente está en medio del Noticiero del Senado sin que haya existido una clara delimitación de los espacios dentro de la franja.

Es bien sabido que los canales privados tienen una patológica dependencia del rating y para ello se valen del recurso que denominan “arrastre”. Con esta premisa, un canal determina en un plano táctico, más que estratégico, qué programa deben poner antes para que otro programa, que necesita consolidar una audiencia, le sirva de palanca y le herede televisores encendidos. Cuando un canal tiene una telenovela muy fuerte, inmediatamente después ponen un programa al que necesitan incrementarle el share o participación de esos televisores encendidos.

Como uno de los espacios con más arrastre en la franja de la noche es el de los noticieros de la emisión de las 7:00 p.m., el Congreso de la República divide los programas que tiene para cada cámara en diferentes días de la semana. En el caso del Noticiero del Senado, el turno lo tiene sagradamente todos los martes.

Y la fórmula de confundir al televidente les ha funcionado. Según El Espectador, el 27 de octubre, el Noticiero del Senado obtuvo una audiencia de 26,4% de share y de 6,9 de rating. Mientras las cifras le sigan ayudando, no creo que Caracol se esmere mucho por separar los dos espacios.

Lo que sí es cierto es que aún con el engaño, el espacio de Azucena Liévano, curtida periodista de la televisión colombiana, ha mejorado bastante en el tratamiento de la imagen y de los contenidos que por momentos logran ser periodísticos, a pesar de la hipocresía de los entrevistados

One thought on “Noticiero del Senado aprovecha la confusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *