Así vi ‘Paranormal Activity’

Los medios ‘me’ decían que no podía perdérmela; la advertencia de su eslogan rezaba: “Se recomienda no verla solo”; que tenía que ser en “una sala de cine” porque a Steven Spielberg le habían ocurrido ciertos fenómenos de actividad paranormal en su casa luego de que la llevó en DVD…

La verdad es que ese tipo de publicidad me gusta porque es coherente con el juego que propone, pero no me atrapa quizás porque conozco sus intenciones de generar taquilla, no de ‘aconsejar’ a los potenciales consumidores. Con todo y eso, los amigos me dijeron que tenía que verla y eso sí fue suficiente para convencerme de ir.

El trabajo de bajo presupuesto de Orin Peli es un proyecto soñado por los productores, no tanto por los realizadores. Me refiero a que casi todo productor sueña con poder desarrollar un proyecto que cueste 15.000 dólares y tenga un retorno de inversión tan fantástico como el que ha tenido Paranormal Activity. No obstante, para un director no ofrece mayores tensiones por lo menos en lo técnico ya que la estética de imágenes con pobre resolución en video, luz precaria y escenografía natural facilitan las cosas.

En donde propone un desafío a la dirección es en que la propuesta actoral sea creíble, soportada en diálogos naturales y en una edición que le permita adquirir los tintes de documental. Aunque esta película de 2007 hasta ahora se estrena en Colombia, nos recuerda una que en realidad fue realizada después: Cloverfield, (Monstruo, en Latinoamérica), que en una muy buena proporción acude a la misma estética de imágenes, cámara en mano. Y por supuesto, nos recuerda a The Blair Witch Project (El proyecto de La bruja de Blair), que en 1999 marcó el camino para que estos otros proyectos vieran la luz.

Y aunque la calidad de imagen no intenta imitar el video, Holocausto caníbal, –grabada en Leticia, al sur de Colombia, en plena selva amazónica en 1980 con la ‘fastuosa’ actuación de Salvo Basile– trajo consigo la premisa de que el falso documental podía ser atractivo y seducir el apetito voyeur que todos, en mayor o menor medida, tenemos en la piel.

Paranormal Activity tiene, en términos generales, un buen resultado. La actuación, la casa y la textura de la imagen son creíbles para el espectador promedio y durante el 95% del filme se establece una tensión interesante, que eriza la piel, lleva la sangre a las piernas y hace que las parejas se tomen de la mano buscando seguridad para la siguiente escena…

Un buen logro dramático es la musicalización… Inexistente. Hollywood nos manipula muy bien con la música incidental, pero en un ‘falso documental’ esta debe desaparecer para que sea la fuerza de la propia tensión la que le ponga música a la experiencia. Pero ojo, esto no quiere decir que la sonorización también sea inexistente; por el contrario, los ruidos estridentes en el momento justo son brillantes o la potenciación de los bajos que se acercan a saturar los canales de sonido para denotar presencias paranormales son muestra de dominio técnico.

El final, en cambio, sí me parece discutible porque la película se va haciendo equilibrio en la delgada y floja cuerda del debate efectista. Hay que verla, no se queden solo con esta opinión, experiméntenla. Siempre el cine de terror o de suspenso tiene un aspecto seductor que para mí es indispensable: ¿Cómo puedo trasladar esas imágenes a mi entorno? En otras palabras, ¿la casa se parece a la mía? ¿Los cuchillos que aparecen en el filme se guardan en la misma gaveta donde están los cuchillos en mi cocina?…

Lista de otros falsos documentales (el ‘falso positivo’, pero del cine):

  • Operación Luna, (Opération Lune o Dark Side of the Moon, 2002) niega la llegada del hombre a la Luna a bordo del Apollo 11, hecho que se presenta como un engaño monumental filmado por Stanley Kubrick por encargo del entonces presidente Richard Nixon.
  • Zelig (1983), dirigida y protagonizada por Woody Allen, un hombre que adopta la apariencia de las personas que tiene alrededor.
  • REC, una periodista filma imágenes de zombis.
  • Distrito 9, un hombre que es contagiado por un virus.

Fuente: Wikipedia
[NO LEER EL SIGUIENTE PÁRRAFO SI NO LA HA VISTO]

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

.

.

.

.

.

.
Me decepcionaron los últimos minutos porque así como se lograron buenas secuencias, la escena de la protagonista hablando en estéreo con el demonio adentro fue gratuito y más aún la escena final con el ataque a la cámara, como buscando involucrar al asistente a la sala, como si no lo hubiese hecho durante toda la película. Demuestra que aún hasta esa escena, Peli, el director, dudó del éxito dramático de la película.

No sé ustedes, pero mi final bien habría podido llegar hasta el momento en que Katie, poseída, se despierta, se levanta y se queda varios minutos junto a Micah, luego baja a la sala, grita; Micah va al rescate y cuando es asesinado y el silencio se apodera de la sala, transcurriera el tiempo y luego aparecieran los investigadores forenses hallando la videocámara. Pero bueno, es solo una propuesta.

8 thoughts on “Así vi ‘Paranormal Activity’

  1. Buen recuento de la película Victor, pero no estoy de acuerdo en muchas de las apreciaciones.

    A mi a decir verdad no me gustó para nada. El genero terror no es mi favorito aún así aproveché vacaciones para ir a verla casi en contra de mi timeline en twitter donde todos me decían que era una película muy mala.

    A mi me parece que el director no supo usar casi ninguno de los estilos preconcebidos del género, cuando iban 30 minutos de película todavía no pasaba nada. Además ese esquema de falso documental hecho a una sola cámara tiene muchos fallos de raccord o continuidad en los que pierden el eje de la supuesta cámara única.

    El final me pareció demasiado gratuito y desesperado, el montaje acelerado no funcionaba y no rompía mis esquemas como espectador, puedo decir que ni una sola vez alcancé a asustarme o asombrarme con la película.Los diálogos son vacíos y sin gracia, la furia exponencial de los protagonistas me pareció poco creíble, en fin, le vi puros baches al film.

    Yo salí de la sala de cine pensando que era la peor película que me había visto en toda mi vida, en serio.

    Saludos Victor.

  2. Hola Alejandro: Viniendo de ti, es un comentario que me merece todo el respeto porque eres realizador, cineasta y cinéfilo; has ‘comido’ mucho cine en esta vida. En ese sentido no se me hace extraño que no te sorprenda y más bien le encuentres muchos baches, especialmente en la continuidad.

    En cuanto a los diálogos diría que justamente está bien que sean vacíos porque así es la mayoría de la gente: no está filosofando, hay tonterías, imprudencias y hasta falta de originalidad.

    No es una película para quedar en las antologías, es una película para vacaciones, claramente y como decía en una de las líneas, es para ir en pareja 😉 … Y definitivamente las hay peores, como las de la ‘dagografía’. Saludos y gracias por el aporte a la discusión.

  3. Hola Víctor, un ex alumno tuyo del Externado reportándose. No vi la película en cine pero eso lo compensé viéndola completamente solo, en mi casa, con buen volumen, bajo el manto de la noche. Traté de crear el ambiente completo para una película que también me habían dicho, no debía verme solo, y por mi parte, cumplí. Envalentonado lo hice, con muchas expectativas, pues el terror es mi género favorito.

    Al ver la película, me quedó un sabor de boca extraño. Verás, la película no me pareció mala, porque no lo es… logra atraparte y eso es lo importante, pero desde el punto de vista de la realización, pudo ser mucho mejor. Esto parecía algo hecho en la sala de mi casa… y se parece un poquito a ella, jejeje.

    Ojalá el sonido hubiera sido mejor. Y en las imágenes faltó calidad y nitidez. Hubo escenas q tuve q pegarme a la pantalla no por el ambiente, sino xq no entendía lo q veía. Una película con muchas imágenes oscuras puede funcionar, pero si además de la falta de luz, q no me parece mala, xq es un gran recurso del thriller, falta nitidez, ahí se va un poco el encanto.

    Además hubo errores de realización que se justifican en el hecho de plantear la película como un documental, pero la verdad me parece que podrían haberse omitido. Hubo escenas donde los protagonistas estaban cerca de una pared y se veía el reflejo del micrófono boom… en esos momentos me parecía estar viendo un trabajo universitario de 3 o 4 semestre. Quinto ya no. Uno puede ser prolijo con los gastos, pero también atender a ciertos detalles estéticos q cautivan.

    La trama me gustó también. Es realista. La verdad es algo que podría pasar en la casa del vecino. No cometen el error de poner algún disfraz barato de satanás o algo así. Como dices, lo mantiene a uno pegado del borde del asiento, esperando por ver qué pasará. Sin embargo, me desilusionó q me quedé esperando un momento donde el director hicera estallar todas las expectativas q me despertó durante la trama… me fui a dormir con las ganas de q algo realmente diabólico pasara, tal y como el discurso mediático alrededor de la película lo proponía.

    Es más, cuando la película terminó, em metí a internet a buscar los finales alternativos, porque por alguna razón la peli que yo alquilé no tenía el final que muestran en los cinemas. Lo encontré y me gustó un poco más, pero no sé… me quedé como con hambre después de ese platillo. Muchas expectativas para un resultado que no es malo, pero que es superable con trabajos decentes, en la misma línea, puede ser, como El proyecto de la bruja de Blair, o en otras líneas del thriller, como los trabajos de Nyght Shyammalan.

    Por ahora me siento valiente, porque la “película más terrorífica del año” no me hizo cosquillas y dormí como un bebé, jajaja. Ojalá que el 2010 y la varita mágica de Shyammalan traigan algún thriller bien interesante. Un abrazo, Víctor, me encantó tu crónica y te deseo muchos éxitos con ella y el blog en sí. Dios te bendiga.

  4. Hola Victor: Me gustó el comentario. Con respecto a los últimos minutos de la película, te recomiendo el final alternativo de la versión que yo vi (que se puede descargar por Internet). No estas muy lejos con tu propuesta, pero quizás te decepcione un poco como a mi la solución policíaca de abatir a Katie antes que ella pudiese reaccionar a la situación (que tampoco está muy lejos de la realidad…los policías gringos suelen disparar primero y luego indagar).

    Saludos,

    Hingela Beltrán

  5. Pues yo sin vergüenza digo q la vi pirateada en mi cama, a oscuras y muy tarde para ver si me asustaba.. Paso media hora y nada y la verdad me pareció lenta, nada traumático y me parecieron algunas cosas ilógicas en el manejo del falso documental.. Por ejemplo, que cámara dura dos días seguidos grabando con el mismo casete y no se le acaba la batería.??! Cositas en las que no se fija la gente del común.. Al fin y al cabo falso..
    Sin embargo anoche al acostarme apagué la luz y me dio miedito..!

  6. Hola Christian: Lo de la calidad de la imagen se entiende porque se pretende mostrar como una grabación casera. Normalmente tenemos una handycam y no una cámara de 35mm para registrar un paseo o cualquier otra actividad casera. Muchas gracias por tus buenos deseos.

    Hola Connie: Lenta sí es, eso es inocultable e indefendible. En cuanto a los presuntos errores de continuidad, diría, aí son con ánimo de defenderla, que son detalles que perfectamente pueden ocultarse y no hacer parte del relato. Los documentales de grabación de animales, que registran la vida silvestre en las planicies del desierto del Serengeti graban durante meses seguidos, aunque seguramente las baterías y los casetes tienen que ser cambiados periódicamente paa poder hacer su trabajo; sin embargo, el documentalista no da cuenta durante su relato de ese tipo de minucias. Es mi forma de interpretarlo. Un abrazo.

  7. Este género del falso documental o del falso reallity show (me gusta llamarlo fakeallity) es muy entretenido y hay muchas muestras de ello. Quizá falto anotar en la lista la otra película de Sasha Baron Cohen, Brüno; que es mucho más cáustica y negra que Borat y también es muy graciosa y bien realizada.

    Otra muestra es la serie de televisión The Office, el movimiento de la cámara en el hombro y las miradas a ellas, los ‘confesionarios’ y todos los detalles hacen que la serie, tanto en sus versiones inglesa y estadounidense sean muy buenas y recomendables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *