Las estrategias de comunicación de Uribe: El porqué de su silencio

Muchos meses de incertidumbre han tenido que soportar los aspirantes al solio presidencial, los medios de comunicación que han especulado toda clase de conjeturas, las empresas que están congelando inversiones en este semestre a la espera de tener mayor claridad sobre el futuro del país y los mismos ciudadanos que no tenemos muy claros los guiños desde la Casa de Nariño, como el que hizo esta tarde el presidente Uribe cuando se despidió de los alcaldes: “Espero que llegue un Presidente que los quiera la mitad de lo que yo los he querido”.

El presidente Álvaro Uribe Vélez ha sabido mantenerse en el poder con niveles de popularidad que han sido inéditos para cualquier mandatario en un tercer y cuarto año de gobierno: por encima del 83%. Ha sido tan popular que le alcanzó para que con la modificación de “un articulito” de la Constitución Nacional pudiera participar en las elecciones de 2006 y derrotara ampliamente a sus contendores en primera vuelta. Los colombianos nos enfrentábamos así al panorama desconocido de un Presidente haciendo campaña para su reelección. El 18 de abril de 2006 escribimos en este espacio un artículo similar sobre su estrategia de comunicación, aunque mucho más inocente.

Hoy en día, como si fuera uno de esos aburridos ejercicios de Planeación estratégica que suelen hacer las organizaciones, proponemos unos ‘nombres código’ en primera persona para algunas de las estrategias que debe estar armando y consolidando (inclusive sin su mejor comunicador, Jaime Bermúdez) el staff de campaña electoral ¿o de Gobierno?…:

Objetivo: Que el uribismo, conmigo o sin mí, se perpetúe en el poder a lo largo del tiempo.

Estrategia “Hablo cuando yo quiera, no cuando me lo pidan los demás”. Uribe no participa en debates con otros candidatos. Su idea, muy clara, consiste en que se no se le paren al lado ninguno de los “igualados”. No lo hizo en 2006 y no creo que lo vaya a hacer ahora. En su lógica, el no es un candidato cualquiera, sino “el Presidente”.

Estrategia “Ahí les mando a José Obdulio“. Uno de los pilares ideológicos del Presidente ha sido el controvertido ex asesor José Obdulio Gaviria. Desde hace muchos años, Gaviria ha sido el bastión de sus discursos, aunque ahora no lo haga directamente. A quien se le ha llegado a nombrar como “El Montesinos colombiano” por sus presuntos manejos del poder y sus relaciones con figuras funestas de la historia nacional se le ha encargado una misión fundamental: Hablar como si fuera el Presidente y desde esa vitrina inalcanzable, desmentir la existencia del conflicto armado, hablar de la minimización del fenómeno paramilitar, fundar, dirigir y tirar línea en medios pro reeleccionistas, desacreditar los informes de cualquier ONG que critique la acción gubernamental, especialmente de HRW, y asistir como contertulio a Hora20, el programa de Caracol radio que hoy más escuchan los líderes de opinión en el nivel nacional. Hay que abonarle que lo ha hecho bien. Así pocos le crean, hace bulto, se hace notar y por ello hasta sale en portadas que luego no aparecen en los archivos de las revistas que incomodan al régimen.

Estrategia “Luis Guillermo: Diga que usted es un simple ciudadano“. Si bien el Presidente no ha dicho que no se lanza a un tercer período, no hizo nada para frenar todos los costosos movimientos de recolección de firmas y las intrincadas filigranas de tácticas para hacer aprobar el Referendo reeleccionista. Luis Guillermo Giraldo, otro de los indispensables para la administración Uribe, movió cielo y tierra y un poco más: Movió los camiones de transporte de valores de David Murcia Guzmán, quien generosamente donó gran parte de la logística para llevar las firmas de un lado a otro hasta llegar a los cuarteles generales. Giraldo ha pretendido vender su gestión como la de un simple ciudadano que por cosas de la vida se ha ido encontrando con otros ciudadanos como él, “de a pie” que no ven a otra persona en el poder sino al actual.

Estrategia “Para qué Consejos Comunitarios si tengo a RCN“. Aunque el Procurador General fue muy claro en que a partir de enero de 2010 quedaba prohibida la transmisión de las famosas reuniones a través de los canales institucionales del Estado, a Uribe eso no le hizo mella (es muy creativo a la hora de inventar alocuciones presdidenciales…). El domingo 7 de febrero, por ejemplo, RCN Televisión –con la directora de Noticias, Clara Elvira Ospina– le hizo un favor enorme al inventarse un ‘Especial’ en directo en el que el primer mandatario explicó por mas de una hora los alcances de la Reforma a la Salud con preguntas demasiado higiénicas, que no tocaban al Presidente. Como no podía ser tan evidente que el favor era un favor y no un programa periodístico, Ospina le lanzó un par de curvas suaves sobre su decisión ante la posible reelección: Uribe volvió a hacer gala de su manejo de las verónicas… Con el micrófono aún encendido, la periodista le preguntó luego de despedir a la audiencia: “bueno, ¿bien?” y el entrevistado asintió y aprobó el trabajo.

Estrategia: “Chávez sigue así: Nadie como tu para elevar mi imagen”. Si bien uno pensaría que cada declaración de Hugo Chávez desde el otro lado del puente Simón Bolívar provoca un temblor de tierra en la Casa de Nariño o en El Ubérrimo, Uribe es el que mejor ha capitalizado la clara rivalidad entre ambos gobernantes. Mientras Chávez le manda helicópteros a sobrevolar este lado del Arauca y llama “narcoparamilitar”, “asesino”, “vendido al imperio yanqui” y otros epítetos, Uribe queda como un príncipe al llamar a la prudencia a sus escuderos que ya han seguido atizando el fuego. Entre tanto, la animadversión que se va gestando por parte de los colombianos hacia Chávez se cristaliza, en muchos casos, en simpatías hacia Uribe.

Estrategia “Chúzame con cariño”. Las famosas chuzadas desde las eficientes cabinas del DAS a distintos personajes de la vida pública colombiana, escandalizaron al país y hoy ya son parte del “olvido que seremos”, parafraseando a Abad Faciolince. Ya en diciembre de 2007, Uribe nos regaló un inesperado, pero novedoso ‘villancico’:

“Estoy muy berraco con usted

Y ojalá me graben esta llamada.

Y si lo veo

Le voy a dar en la cara, marica”. El Tiempo.

Esta máxima del gamonalismo con banda presidencial pretendió exacerbar en su momento el fervor y la solidaridad hacia la figura de un honesto Presidente que reclamaba la reparación al honor mancillado. Curioso que fue justamente esa llamada la que se le chuzó y en cambio sí se salvaron otras que podrían ser mucho más reveladoras y hasta peligrosas para la seguridad nacional… No nos extrañe si aparece otra llamada en plena campaña en la que se ‘rece’ algo como:

“…Ya no más corrupción

Esta vez si estoy berriondo

Busco una solución

Esto huele hediondo…”

Estrategia Me siento como Carlos Vives: Feliz en la Provincia. Uribe puede no pasar a los medios nacionales privados, pero cuando está en provincia se entrega plenamente a los medios radiales locales. Uribe sabe que allí tiene alcance a menores coberturas, pero a grandes penetraciones regionales. Como buen orador/seductor entiende que allí tiene enormes audiencias cautivas.

Pero la estrategia más importante de Uribe ha consistido precisamente en no hablar, en hacer de la incertidumbre su reino. Uribe tiene perfectamente claro que un pronunciamiento suyo entorno a la decisión final real le atravesaría el fantasma enorme de la ingobernabilidad.

Si Uribe, el año pasado hubiese dicho que se lanzaría con todo por el tercer período no habría podido gobernar ya que cada acto suyo habría sido interpretado como proselitista. Ese pronunciamiento habría cambiado el actual mapa político electoral y le habría dado tiempo a la oposición para que se armara hasta los dientes con todos lo fierros de las coaliciones, por más inverosímiles que pudiesen ser.

Como en nuestro país no hay partidos sino franquicias electorales, rápidamente todas las vertientes políticas sin participación en la cuota burocrática habrían construido el camino no para buscar un ‘candidato héroe’ capaz de destronar a Uribe, sino un ‘presidente preferible’, un Frankenstein armado con los compromisos de todos los colores amarrados, pero no integrados.

Por el contrario, si Uribe hubiese expresado desde el año pasado su decisión clara de no participar en las elecciones de 2010, también se habría encontrado con el fantasma de la ingobernabilidad. Nadie le habría prestado atención a su mandato y todo se centraría en las guerras intestinas por definir al sucesor que pudiese ataviarse con los hábitos mesiánicos. Como muchos habrían reclamado haber sido bendecidos por el guiño desde El Ubérrimo, todavía en esta época estaríamos en el caos de las campañas sucias y en la identificación de hecatombes.

Hoy, el Presidente ha sido un maestro moviendo las fichas, dejando que hombres de su resorte gasten los primeros cientos de millones en la construcción de sus campañas como Juan Manuel Santos y Andrés Felipe Arias. A ellos los ha enviado como alfiles para medir a los opositores y la opinión del público sobre la tendencia uribista con él o sin él.

Así las cosas, aunque al país no le haga gracia el silencio del Presidente y quisiera tener una claridad meridiana sobre cómo votar en las elecciones, tendremos a un Presidente en el juego de las evasivas y los guiños confusos hasta el último día en que le sea legal estar en silencio.

Y el bonus soundtrack de esta banda sonora del circo diario:

  • Supimos de buenas fuentes que Uribe mandó a llamar a algunos de sus miembros de la caballería de la primera campaña para que le armen la tercera gesta electoral.
  • Aunque la prudencia de Uribe es muy clara delante de los micrófonos, otra fuente dentro de las FFMM nos dice que en silencio Colombia se está preparando para un eventual ataque.
  • [opinión]: Ninguno de los dos lados cree realmente que se vaya a iniciar una ofensiva en un terreno en el que potencialmente podrían meterse a domicilio tropas de EEUU, Rusia e Irán…

    5 thoughts on “Las estrategias de comunicación de Uribe: El porqué de su silencio

    1. Pienso que Uribe siempre quiso ser reelegido por 3ra vez, gracias a Dios no lo logró, no puede haber verdadera democracia en un país con un solo presidente.

    2. Estoy de acuerdo con Tadser Painchault, gracias a Dios Uribe no podrá ser elegido por tercera vez, eso es antidemocrático, además ya no le quedan ideas… lo mejor que se le ha ocurrido ultimamente es acabar con la salud de los Colombianos por medio de los decretos de emergencia social en salud…

    3. Muy cierto Victoria, Uribe pudo haber hecho cosas buenas por Colombia, pero ya es hora de cambiar de presidente, ahora lo que preocupa es quién podrá ser un buen presidente???

    4. Hola.
      Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
      Soy el webmaster de publizida.es

      Publizida BLOG’S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog’s

      Registrando su blog en Publizida BLOG’S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
      También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.

      Y lo mas importante…
      darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.

      Si te interesa puedes darte de alta

      ALTA DIRECTORIO DE BLOGS

      o visitanos en ……

      DIRECTORIO DE BLOGS

      http://PUBLIZIDA.ES

      Muchas Gracias por tu tiempo… y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.

      Un saludo.

      DAVID T.
      Webmaster de Publizida.es

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *