Mis primeras impresiones sobre ‘Alias El Mexicano’

No tenía muchas expectativas cuando vi que RCN anunciaba el futuro lanzamiento de una serie sobre la vida de Gonzalo Rodríguez Gacha. Normalmente el canal de la Organización Ardila Lülle ha decepcionado en su lógica por buscar morder una torta del rating. Digamos que me ha decepcionado, no necesariamente a muchas personas que disfrutan de las producciones de este canal.

En esa búsqueda, producciones como ‘La Prepago’ resultan ramplonas, facilistas y burdas. La investigación no suele hacer parte del entramado del equipo de guionistas o podría ser que los productores eliminan la incomodidad de la verdad para dejarle espacio a “lo que vende”.

Como en casi todos los lanzamientos de nuevos productos, estoy pendiente de su primer capítulo para ver de qué están hechos, cuál es el material con el que intentarán seducir. Con muchas sospechas me senté a ver el primer episodio de ‘Alias El Mexicano‘ y quedé gratamente sorprendido. La investigación no brillaba por su ausencia, la realización era dedicada y delicada.

Creo que RCN le apuntó a descifrar la fórmula de Caracol Televisión con su contundente producción de ‘Escobar: El Patrón del mal’ que apasionó a medio país y que se distinguió por su buena dirección de arte, historia bien contada y una estudiada actuación de Andrés Parra. RCN vio que había que contar la historia del otro gran capo y villano del narcotráfico colombiano, quien en la vida real fue quizá más sádico que Escobar.

Una jugada me llamó la atención: En uno de los capítulos más recientes, Rodríguez Gacha conoce en la isla privada de Carlos Ledher a los Ochoa y a Pablo Escobar. El manejo de la cámara con un determinado viraje sobre su eje se centra en el rostro de Rodríguez y de éste, pasa a Ochoa sin que se vea el rostro de quien caracteriza a Escobar. Muy seguramente (e inteligentemente), el director en RCN no quiso poner a competir a su actor con el Escobar que en este momento habita en el imaginario de los televidentes, encarnado por Andrés Parra en Caracol. Por una parte porque el Escobar de Parra fue fenomenal y porque el personaje del centro es Rodríguez Gacha y ningún otro secundario debe robarse el show.

Esperemos que continúe así de bien la producción de RCN que parte de una idea del periodista Gerardo Reyes. No es una “narconovela” más como podrán decir algunos; es un pedazo de historia colombiana, que vía la novela como género narrativo que mejor le entra a los latinoamericanos, dejará entrever ese lado poco glamuroso que muchos quieren esconder de esta etapa de la colombianidad que tanto daño le hizo al país.

3 thoughts on “Mis primeras impresiones sobre ‘Alias El Mexicano’

  1. Me parece que Alias El Mexicano no ha tenido la audiencia que llegaron a tener los 3 Caínes o Escobar debido a que es un episodio más olvidado para muchas personas. El paramilitarismo de Carlos Castaño tuvo su fin hace relativamente poco tiempo y el impacto mediático de lo que significaba Pablo Escobar hacen que estos 2 episodios estén en el imaginario colectivo de más gente.

    Aún cuando es una buena producción, no creo que la gente recuerde particularmente hechos históricos puntuales causados por Gacha. Aparte de las asociaciones que se le hacen a Millonarios a finales de los 80, ¿hay algo más por lo que lo podamos recordar?

  2. Es que no deberiamos ver estas series para “recorder” algo que ya sabiamos, para mi en realidad se trata mas de aprender lo que paso.

    En eso seria muy atractivo ver estas novelas, que cierto refrescan la memoria de los que vivieron los eventos, pero a la vez comunica y ensen#a lo que paso a los que no fueron testigos de los eventos.

    por ejemplo hace poco tambien se hizo una novella de amor situada en la epoca de 1945-1955, en la que un boxeador se enamora de la esposa de un “cacique” politico. Con un transfondo historico, hicieron una produccion muy al estilo de RTI.

    Pienso que incluso esas historias colombianas pueden vender bien en el exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *