CNN, amenazada por el Régimen de Maduro


Una vez más, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, la emprendió contra los medios internacionales. Luego de la que la señal de NTN24 fuera sacada de las parrillas de los cableoperadores en Venezuela por estar informando sobre los sucesos de los últimos días en el vecino país, el turno parece corresponderle a la cadena de origen estadounidense CNN.

Maduro ha dicho que CNN habla de una “guerra civil”, pero para él, en Venezuela no pasa nada. La gente está trabajando y estudiando tranquila. “Le pedí a la ministra de comunicación, Delcy Eloína Rodríguez Gómez, que le informe a CNN que se inició un proceso administrativo para sacar a CNN de Venezuela si no rectifican“, dijo Maduro.

Las redes sociales se han convertido en la ventana a la información ante la difícil situación de los medios en Venezuela. Muchos de los medios nacionales privados se autocensuran para evitar sanciones, los medios oficialistas no solo ‘no patean la lonchera’ sino que son caja de resonancia de los intereses de Diosdado Cabello, Elías Jaua y Nicolás Maduro, y los medios internacionales se ven sometidos a que sus señales sean interrumpidas.

Sin embargo, las rede sociales ofrecen un problema: Son usadas, también, por los extremistas mediáticos de cada bando. Algunos usuarios no saben usar bien las redes y replican sin contemplación, contenidos y fotos de situaciones que no son de Venezuela y eso termina horadando la credibilidad de las protestas; otros, lo están haciendo a propósito y eso es peor. Karelia Espinosa (@Kareta), una reconocida politóloga y famosa blogger venezolana de Barquisimeto, contaba anoche vía Twitter cómo hay usuarios dedicados a hacer circular fotos falsas con las que el gobierno de Maduro argumenta que es una táctica política y sistémica de la Oposición para deslegitimar al oficialismo.

En Venezuela el que se atreva a informar hace parte de “un grupete de fascistas”. Así sigue intimidando a los periodistas y a los medios el Régimen que se agota día a día por efecto de la gravedad. A Maduro no lo sostiene la legitimidad sino la terquedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *