El periodista no debe ser la noticia

Cuando el periodista es la noticia y no lo que dicen sus entrevistados, algo anda mal. El pasado viernes 23 de mayo, los colombianos acudimos con ansiedad a ver el ‘Gran Debate’ de Noticias Caracol con los cinco candidatos a la Presidencia. Pero en lugar de ver las ideas, la atención quedó atrapada en las intervenciones del moderador, el periodista Luis Carlos Vélez, director de Noticias Caracol.

Las complejas reglas del Debate ideado por Vélez y parte de su equipo pretendían una asepsia que, a mi modo de ver, contradicen la esencia del debate porque quería evitar a toda costa la confrontación entre los candidatos. Las reglas, creo que propuestas de buena fe, buscaban que no tuviésemos un escenario para la guerra sucia que rodeó a las campañas en este año, pero llegó a tal extremo ese objetivo que cayó en el riesgo que se podía presentar: Que el moderador interpretara las referencias al presente y el pasado como ataques a otros candidatos.

Cuando Martha Lucía Ramírez, Enrique Peñalosa y Óscar Iván Zuluaga criticaron aspectos temáticos, que obviamente comprometen la actual administración, fueron interrumpidos por Vélez quien consideró que eran “ataques” al candidato-presidente Juan Manuel Santos.

En redes sociales no se hicieron esperar las críticas contra el moderador quien durante los comerciales tuvo que sufrir los embates de los candidatos y de sus asesores quienes consideraron que no había garantías y que todo apuntaba a que no se podía criticar al candidato-presidente. La campaña de Zuluaga amenazó con retirarse del debate y al parecer era secundado por otros candidatos. La calma volvió al estrado y el debate pudo continuar con algo más de mesura por parte de Vélez quien a esa hora ya era víctima de toda suerte de bromas y memes en redes sociales.

Vélez olvidó el principio fundamental de que el periodista es un simple facilitador en el flujo de la información y que en un rol de moderador se debe moderar mas que provocar a los participantes. Hubiésemos querido un moderador que contrapreguntara, más que un timbre parlante, tirano del reloj.

Me temo que éste podría pasar fácilmente a la historia como el peor debate político transmitido por la televisión colombiana. Sé que esto dejó grandes aprendizajes al Canal Caracol, un medio que suele llevar la delantera a su rival RCN en este tipo de espacios.

Para la segunda vuelta presidencial no hay excusa ni por parte de los medios ni de los candidatos. Habrá más tiempo para las intervenciones de tan solo dos candidatos con lo que se podrá hacer un debate real, profundo y serio. Creo que la televisión pública sería un garante idóneo por su filosofía de no atender principios empresariales, no tendría que preocuparse por insertar pauta publicitaria y debería tener un carácter nacional.

Preguntas al aire: ¿Qué periodistas podrían estar haciendo el debate? ¿Qué tipo de temas deberían ser profundizados en el debate?

3 comentarios en “El periodista no debe ser la noticia

  1. Buen análisis. Las normas del debate de por sí eran complicadas, pero con algo de sentido común y de menos afán de protagonismo del moderador se habrían podido cumplir.

    Muy buena idea que el debate sea en la televisión pública, aunque los canales privados convencen a las campañas con el argumento de que tienen la sintonía.

    Sobre temas: ya no habrá la disculpa de la falta de tiempo para que ignoren temas clave para los colombianos:
    – Tecnología, ciencia e innovación.
    – El campo.
    – La minería y el medio ambiente.
    – La salud.

  2. V… ciertamente un verdadero periodista sabe que su trabajo es gestionar, construir, comunicar, convocar, y mucho más, menos ser la noticia… el periodista es un puente activo entre el hecho noticioso y el público, y si debe ser lo suficientemente creativo y profesional como para que logre la atención y comprensión del mensaje por el receptor…

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *