En estos días una amiga me pidió el favor de que me compartiera mi visión de los mensajes clave para la construcción de reputación. Le envié esto, rápidamente:

La reputación es un activo que se construye día a día y puede ser un proceso de años; sin embargo ésta se puede perder en solo un segundo en una imprudencia o un malentendido. En ese sentido, la construcción de la reputación más que un opción accesoria es una tarea impostergable, paralela e irrenunciable. Cada uno, aunque no esté consciente de la suya, la está construyendo todos los días; es tan natural e invisible como respirar.

Una de las herramientas que más sirven para eso es tener unos mensajes claves comprendidos y asimilados. Esto aplica para marcas personales como para marcas corporativas. Los mensajes claves proporcionan zonas de confort con las que cada uno, como vocero de su causa, puede transmitir y reiterar ideas relevantes para determinados momentos y contextos.