Seguimos ‘vivos’ pese a nosotros mismos

yosoyjulianaLa intermitencia en nuestra indignación es aprovechada por quienes abusan de manera estructural. Es la historia de nuestra sociedad ante casos como el abuso sexual a menores, aunque no sea el único escenario.

Con 25 casos de abuso sexual a menores en los últimos tres años, con 21 niñas violadas al día y con un menor asesinado cada nueve horas estamos contemplando impávidos el exterminio de nuestro país perpetrado por unos y con la complicidad de casi todos con nuestro silencio. Un pueblo que tolera el asesinato de sus niños está diciendo, ya no de manera tácita sino expresa, que no quiere futuro, que quiere ser exterminado.

Somos nuestros propios verdugos y genocidas. Los sobrevivientes seguimos ‘vivos’ pese a nosotros mismos.

Hace unas noches, la de Velitas, pasé un rato a rendirle un tributo a #Yuliana y en nombre de ella, a todas las 21 niñas entre 10 y 14 años que son abusadas sexualmente todos los días. Lloré de rabia por su muerte y por nuestra indolencia con todos los demás casos que en el óxido de nuestra indiferencia no pasan de ser estadísticas y no se convierten en historias periodísticas.

Tenemos una deuda muy grande con las mujeres y con la niñez porque el respeto parece ser un accesorio y no un imprescindible. Está en todos nosotros cambiar. #YoSoyYuliana y todas esas otras niñas, aunque a veces creo que deberíamos decir: “#YoTambiénMatéAYuliana con mi indiferencia”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *