“Fuera Laura Acuña de RCN”

NOTA DEL AUTOR: POR FAVOR LEER ANTES DE OPINAR. ESTA NO ES LA PÁGINA DONDE SE PIDE QUE SAQUEN A LAURA ACUÑA DE RCN. ESTE ES UN BLOG EN DONDE SE ANALIZA LA SITUACIÓN MEDIÁTICA ALREDEDOR DE LOS MECANISMOS DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA, CON EL PRETEXTO DE LA PETICIÓN EN LÍNEA.

Es el clamor de miles de personas que firman una campaña para que RCN Televisión tome la decisión de sacar de su parrilla, la presencia de la presentadora de farándula Laura Acuña. Que ella esté en la televisión ni me va ni me viene, pero sorprende la movilización que se ha realizado.

Continue reading

En medio del ruido – Visita de presidente Bush a Bogotá

Mientras los grandes medios concentraban sus esfuerzos en cubrir la visita desde los ángulos privilegiados de la muy tranquila y segura Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, algunos medios locales como Canal Capital, corresponsales extranjeros y este servidor (un humilde blogger) salimos a las calles a medirle la temperatura a las protestas. Esto fue lo que encontré. [upgrade: video que hice]. [Otro upgrade /Marzo 12: Nuevo video.]
Continue reading

La noche de las teclas – (apoyoBlogger)

A las 5:10 de la tarde del viernes 16 de febrero, Lully, una de las autoras de blog más leídas de Colombia, se enteró de que su blog ‘Reflexiones al Desnudo’ había sido tomado por la delincuencia virtual. El asesino de los blogs ha cobrado desde entonces la ‘vida’ de otros blogs como ‘Rock y Alcohol’, ‘Memoria de un@ desmemoriad@’ y el domingo acabó con ‘No hago nada’ e hirió a ‘EyewitnessDC’, aunque ya esta de nuevo al aire.
Continue reading

MEMEntrevista

Los memes son las “unidades mínimas de transmisión de herencia cultural” ¡Wow! Qué definición tan bonita, pero corre el riesgo de perderse en el pragmatismo. Dice la Wikipedia en otro aparte que estos “se replican a sí mismos por mecanismos de imitación y transmisión de cerebro a cerebro y engendran un amplio abanico de copias que subsisten en diversos medios”.

Continue reading

50 blogs (y un poco más) para seguir en el 2007

Ya está en la red la versión que escribí para la revista Enter sobre 50 de los blogs colombianos a los que hay que seguirles la pista en el 2007. Obviamente -y como me dijeron varios comentaristas cuando presenté mi artículo con 25- es más fácil cometer la arbitrariedad de dejar por fuera a muchos blogs buenos en los que sus autores han depositado enormes esfuerzos. No era la intención.
Continue reading

Elecciones3D – Bogotá fue de Rosales (II parte)

Los venezolanos en Bogotá le dieron un espaldarazo al candidato de la oposición, Manuel Rosales, según lo que se desprende de los resultados de las dos mesas. De los 425 hermanos venezolanos que se hicieron presentes en el Consulado en Bogotá, el 72,4% se inclinó por Rosales, mientras que el 26,5% apoyó a Chávez. Crónica.

Continue reading

¿Con qué dinero Piedad Córdoba hace campaña chavista en Venezuela?

Fragmento de El Nacional, pg 4A.

Hoy salió publicado en la página 4A de El Nacional (Venezuela) un artículo firmado por Hernán Lugo-Galicia y titulado ‘Senadora colombiana forma núcleos chavistas’ en el que la senadora liberal Piedad Córdoba reconoce que va a cada ocho días a Venezuela a hacer campaña por Hugo Chávez.

La senadora ya ha recorrido varios estados venezolanos reuniendo colombianos para que apoyen al candidato-presidente y ayer intervino en el prestigioso teatro caraqueño Teresa Carreño en un acto que habría reunido a 3.000 colombianos que habrían llegado en 110 buses. Informa El Nacional que la próxima semana se despalzará a Cojedes, Barinas, Portuguesa y Táchira y espera cerrar su campaña el 30 de noviembre en Maracaibo, sitio estratégico porque allí se concentra una de las mayores colonias de colombianos en el vecino país.Córdoba afirma, citada por Lugo-Galicia, que el gobierno de Venezuela es un caso ejemplarizante:

“…De su gobierno (el de Hugo Chávez) copiaría todo, sobre todo esa dignidad como defiende la soberanía nacional, la autodeterminación de los pueblos y procura un nuevo modelo político y económico”.

El dato -suministrado por Luis Indriago, periodista y blogger venezolano– preocupa en la medida en que como ciudadano no tengo claridad con qué fondos se financia la participación de la senadora liberal: ¿con dineros del Estado colombiano, con dineros del venezolano o con los propios? En todo caso: ¿Sabe el colombiano promedio que una senadora elegida por circunscripción nacional que una de sus representantes invierte tanto tiempo, dinero y esfuerzos en la campaña de un país vecino? No importa tanto el candidato (podría ser por Rosales) y la preocupación sería la misma.

Preguntas al aire: ¿No sería mejor que Piedad Córdoba invirtiera ese esfuerzo en atender las necesidades de las comunidades que representa? ¿Es justo que un congresista colombiano haga campaña en otro país, independiente de cuál sea el candidato?

La ‘utilidad’ de los blogs

En el día de ayer recibí en la Cajita de saludos (Cbox) que tengo en la columna de la derecha, la inesperada visita de “D”, un entusiasta blogger que presumo es Diego, quien además es un activo miembro del Foro de Santa Fe. Si no es él, ofrezco públicas disculpas por la confusión, pero su tono es muy parecido y el anonimato de ‘D’ da para esas especulaciones.
En todo caso, ‘D’ se ha dado a la tarea de atacar públicamente El Sitio de Victi, un blog al que considera “inaportante” ya que según él los blogs nacieron “como algo más que escribir un diario, es por eso que no comparto la reacción de la sociedad frente al fenomeno del blog de su hijo”. Más que defender la iniciativa de mi hijo, me parece interesante continuar con ese relato paralelo en el Cbox e iniciar una discusión sobre el propósito de los blogs, las motivaciones de éstos y los alcances.
Daré unos pincelazos en los que espero ustedes amigos lectores me ayuden a que este sea un texto inacabado, construido por la inteligencia de sus comentarios.

La primera pregunta es ¿cuál es el origen de los blogs? La verdad es que hasta donde tengo entendido -y aquí ya pueden comenzar a ayudar- es que los blogs no tienen más de 12 años y algunos ubican su origen en 1994 con el blog de Justine Hall y con la iniciativa de Peter Merholz de acuñar el término ‘blog’ por allá en 1999. ¿Clases de historia? No, no la domino y no es el propósito de este post. Para eso prefiero recomendar leer esto.

El caso es que nacieron con el sencillo objetivo de ser diarios de vida, para documentar las intrascendencias de la existencia, no para cambiar el mundo. Hoy, obviamente, hemos visto una evolución en los propósitos, dado que conocemos blogs con intereses muy diversos, con logros increíbles como el destape de varias ollas podridas en el mundo.

Hoy algunos blogs nos han demostrado que por aquí está transitando una nueva opinión, en muchos casos independiente, y que por lo menos pervierte el unanimismo que a veces se respira en las columnas de los medios convencionales. América Latina tiene varios blogs que han logrado ser una alternativa real a los contenidos de los medios masivos y eso es de aplaudir.

Ahora bien, aquí va la segunda pregunta: ¿Todos los blogs tienen que ser serios y pretender cambiar el mundo con información trascendente? Soy de lo que piensan que no. Me alegra ver muy buenos blogs que sí intentan revertir el orden de las ideas dominantes, me encanta pensar que gracias a los blogs lograremos la construcción de una Ciudadanía 2.0 (es un propósito personal).

No obstante, ante esa necesidad social de pervertir los órdenes de statu quo en la información, no por ello debemos llegar a satanizar los blogs personales, aquellos que solo intentan dar cuenta de cómo amanecieron sus autores, aquellos en los que la crónica de la instrascendencia para otros es la celebración de la existencia en sus autores.

¿Cuál es el concepto de ‘utilidad’ en los blogs? Sería la tercera pregunta, bastante difícil para responder. Para matizar diría que la utilidad debería verse desde dos orillas: la del autor y la del receptor. En la del autor, diría que siempre hay utilidad. Nadie publicaría un blog si no lo encontrara útil, así sea para expiar culpas, sentimientos o una necesidad de visibilizar las fibras profundas. Nadie que publica escribe para sí mismo, escribe con la expresa o tácita intención de ser percibido.

En la orilla del receptor, el concepto de utilidad si puede variar tantas veces como lectores de blogs hay. Y eso es bastante. Según unas estadísticas que recuerdo haber leído en Pew Internet, 50 millones de los usuarios de Internet acostumbran leer blogs. Ya otros colegas bloggers como León Pulido en Missed in action habían realizado una confesión sobre su percepción de los blogs.

Los blogs podrían considerarse ‘útiles’ en la medida en que satisfagan mi experiencia como lector. Y la necesidad misma podría llevar al lector a buscar datos puntuales sobre un acontecimiento o a dejarse llevar a la deriva como un flaneur por las calles.

Bajo la apreciación de ‘D’ no podrían existir blogs como El Sitio de Victi, Patton, Cafeguaguau, Lucas por dentro y por fuera, Pequeña Padawan, Reflexiones al desnudo, Costeñita.com es puro ego y eMe, entre tantos otros porque en ellos la opinión y observaciones sobre la vida fluye dinámicamente y sin complicaciones.

De todos esos blogs -y de otros más- me declaro admirador porque desde mucho antes que yo, están en la blogsofera y allí han construido una audiencia fiel gracias a que sus textos o hipervínculos nacen en la sinceridad, en la espontaneidad. Son fieles, de paso, al propósito original de los blogs. ¿Son ‘inútiles’? Dependería como ya dije, de las necesidades de los receptores.

Hoy estamos ante un ‘Lector 2.0’ (más crítico, más ciudadano del mundo, menos crédulo y más participante en la construcción de información). Estoy feliz porque como le dije ya a BellavistaClubSocial, aunque aún hay trolls y personas que no han entendido la importancia del respeto en la red, ya por lo menos los medios están facilitando una mayor interactividad. Pronto ese lector entenderá con más convicción su papel de ‘lecritor’ (lector y escritor) en simultaneidad lo cual le dará mayor potencia a su rol como ciudadano.

En mi modesta conclusión, tanto los blogs trascendentes como los intrascendentes (entre los cuales orgullosamente está el mío) estamos cambiando el mundo a nuestra escala al poder poner al aire las expresiones de las ideas y del espíritu.

Ojalá haya mas blogs así, los cuales no perderán poder de expresión por el simple hecho de que su obra no logra rediseñar su plantilla, sino que solo se limitan a “rellenar formularios” como algunos definen el apasionante ejercicio de ‘postear’ (publicar un articulito en un blog).

Si ya han llegado hasta aquí luego de este extenuante articulito, les agradezco y los invito a participar en estas preguntitas:

Preguntas al aire: ¿Para qué sirve un blog? ¿Por qué lee un blog? ¿Es ‘útil leer un blog? En ese caso ¿Qué es para usted la utilidad de un blog? ¿Qué tipo de blogs prefiere usted: los ‘serios’ o los que no?

PDTA 1: Gracias a Juana que me sugirió desde la lejana África escribir un post sobre este temita (A propósito, el de ella es otro de esos deliciosos blogs que disfruto y no porque me informen, sino porque me permite perderme en los relatos de su familia, de sus vivencias en una cultura distinta y de lo que para otros podría ser una total intrascendencia).
PDTA 2: Qué pena por el post tan largo. Me emociono cada vez que toco el tema de ‘Ciudadanía 2.0’.

Las fotos de Marbelle desnudan nuestra idiosincracia

Hace unos días, Kamilo Klauss, un popular y respetado blogger colombiano se preguntaba por el ‘Efecto Marbelle’ en el cual miles de personas estarían buscando en la red las polémicas fotografías de la sesión retro de este cantante colombiana por ‘morbo’. Klauss sostiene, además, que le perdió el respeto a la revista SoHo por la publicación de estas fotografías.
Me atrevería a responderle que en efecto Marbelle no entra en mi portafolio de gustos, pero no puede negar algo: es muy latinoamericana, muy colombiana. Y sé que este articulito podría levantar ampolla en todos aquellos que tienen novias ‘más bonitas’ y en aquellas que jamás mostrarían sus ‘conejos’ en público. Será normal esa reacción. Pero los invito a que sometan mi modesta interpretación del fenómeno a su escrutinio.
Esta cantante entró hace unos diez o doce años a la escena musical reivindicando un género musical de la cultura underground arrabalera, de esa que se respira en las tiendas de pueblo cuando se toma cerveza encima de los bultos de tubérculos y granos; esa cultura que le teme pero a la vez respeta a la narcocultura del menor esfuerzo.
Los productores de Marbelle le metieron guitarras y bajos eléctricos a las armonías que antes se ‘sudaban’ con acordeones de teclas en las montañas de la zona cafetera, el Magdalena Medio, las minas de Muzo o las no pocas zonas templadas de Cundinamarca. Heredó las cadencias, ritmos y melodías de Los Tigres del Norte y de Rocío Dúrcal; seguramente creció oyendo a José Alfredo Jiménez y a Pedro Aguilar en el equipo de su casa; probablemente era feliz en las verbenas populares con los ‘bafles’ en el andén y las sillas de mimbre en las calles de Tocaima, Nocaima o Anolaima.
Mauren Belkin empaquetó todo eso en la imagen de una por entonces muchachita ‘alentadita’, con las trazas de una alimentación mal balanceada; con los gestos y la proxemia de una ‘china de barrio’, hija de un ex policía y luego casada con otro, pero ahora con un oficial. Nacía Marbelle.
Con el bautizo de Mauren Belkin, probablemente sus papás dijeron algo como:

“Pongámole (sic) un nombre bien ‘gringo’ pa´que no le nieguen la visa pa’ cuando ella quiera ir a Disneiwork (sic)…”

Así, Marbelle solo podía estar predestinada a esta carrera si no quería quedar embarazada a los 16 años o dedicarse a estudiar secretariado bilingüe en ‘la nocturna’ de alguna de las emergentes academias de garaje de la Avenida Caracas en Bogotá.

Marbelle es orgullosamente el triunfo de la cultura popular, del pensamiento pragmático que pregona “Listo papito si es ya, es ya”, de la tendencia que mira con desdén los cánones de la cultura tradicional. Marbelle es tan colombiana que no se ufana de comer thai, sino que reconoce las virtudes proteínicas de una morcilla y del queso de cabeza; su estética de Rubens -o boteriana para ser más contemporáneos- atrae como moscas al taxista, al policía, al mecánico y a todo colombiano que come lo mismo que ella y que prefiere las curvas peligrosas de una petit como ella a las largas trayectorias de los simétricos y fríos ‘fiordos’ de una muy desangelada y casi escandinava Norma Nivia.

Marbelle es tan latina como el tamal y sus detractores me contestarían “Es que parece un tamal”. Y puede que sí, pero Marbelle también es tan contemporánea en su concepción del cuerpo que ella misma adapta sus formas gracias al bisturí a esa estética habichuela que ve en las revistas.

Ella, como Carla Giraldo, conciben que la voluptuosidad -potenciada desde el quirófano- es su mejor carta. Por ello, Marbelle se siente orgullosa de haber pagado con el sudor de su frente -y quizá de su ombligo luego de recibir los efectos calóricos de la faja yesolátex- las cirugías que la acercan a la antigua imagen de verdadera diva del Star System de los años cincuenta en las que las Garbo, Kelly y otras luminarias, mostraban que a ellas no se les podía contar las costillas tan fácilmente.

Las fotos de Marbelle desnuda realmente son una radiografía de ese lado bizarro de la colombianidad que pocos reconocemos, de la estética que en el mismo espacio combina el fucsia de los peluches aún en sus bolsas y del cromo en los rines importados para los vehículos ‘tuneados’ ¿Por qué se buscan las fotos de Marbelle en la red? Quizá porque inconscientemente nos atrae la posibilidad de que alguien como ‘nosotros’ se bañe en las mieles mediáticas. Este país privilegia a los famosos por encima de los inteligentes.

No sé si la defendí o la ataqué, pero creo que la reconozco como parte de esas vísceras de la identidad que son oscuras, pero reales ¿e indispensables?

Elegía a la herejía: 30 años sin Gonzalo Arango

Me había dicho a mi mismo hace unos meses que prepararía este homenaje postumo. Pero el día me llegó puntual y yo sin tiempo para escribir algo decente. Gonzalo Arango, el hijo de Andes (Antioquia) y que se llevaría por el camino ruin de la poesía descarnada, pero inocente a la vez, a otros peludos de su época magnífica como X-504, Jotamario, AmílkarU, Elmo Valencia, (‘El monje loco’), Darío Lemos, Eduardo Escobar,… Se los llevó por las letras y no los devolvió enteros, sino fragmentados en lluvias cósmicas, cómicas y ácidas (y, por lo que se cuenta, también con naufragios entre los ácidos).
En 1953 nació otra vez. Pero para el periodismo, y ya en el 55, habitaba en él el ‘mal hábito’ de ser habitual colaborador de El Colombiano. Su carisma magnético atraía a la rebelde generación de los sesenta. Era el novio que ninguna muchacha podría mostrar en su casa, más cuando sus amigos supuestamente habían escupido las ostias en 1961 en una iglesia de Medellín.
Eduardo Escobar escribió hace poco en su columna de El Tiempo que siempre ha cargado con ese lastre, pero que ellos lo único que hicieron fue pedir la ostia para llevarla con su propia mano a la boca (o eso recuerdo de la columna. Y a veces los recuerdos son lo que uno habría querido vivir, parafraseando a García Márquez).
En fin, en los años 50 escandalizar y provocar era definitivamente más fácil, pero no por ello dejaba de ser audaz. Estos poetas malditos lo conseguían simplemente al prender una fogata que sirvió para incinerar de una sola carretillada toda la -para ellos- inútil literatura colombiana; ahí cayeron María, La vorágine…. O al caminar ‘en gallada’ por el centro de una Medellín, Cali o Bogotá con camisas rojas. Era la época en que mientras su generación se peinaba con gomina y veía el mundo en blanco y negro, ellos llevaban instalados en sus cerebros los caleidoscopios de la cultura popular que rompían como un cuchillo la mantequillosa sociedad pacata.
Gonzalorarango -como firmaba- escandalizó tanto, que hasta lo logró con sus propios colegas del Nadaismo, como cuando escribió un texto en el que elogiaba a Lleras Restrepo o cuando adhirió a la infértil campaña de Belisario Betancur en 1970. Sus títulos fantásticos todavía me ametrallan: Los ratones van al infierno, Prosas para leer en la silla eléctrica, Tu ombligo capital del mundo, Me ahorcaron y me morí un rato, El sermón atómico… ¿No es esto más taquillero que Sin tetas no hay paraíso o Memoria de mis putas tristes?… Si, lo sé: No lo es, pero igual me parecen increíbles títulos.Además de escribir para El Colombiano y El Tiempo, Arango mandó a diestra y siniestra (sobre todo a siniestra) artículos, crónicas, poesías y críticas a medios como las revistas Nueva Prensa, Cromos (Colombia); El Corno Emplumado (México) y Zona Franca (Venezuela). Fundó con otros colegas del movimiento la revista Nadaísmo 70. Pero para encontrar biógrafos de Arango, hay mejores que yo como Eduardo Escobar, Jotamario, Cobo Borda y Gonzalo Restrepo, entre otros.Lo relevante para mí en este ritual de barato exorcismo pagano sin ouija ni Olivetti, sino desde un frívolo computador portátil es encontrarme con ese recuerdo de la primera publicación que edité en mi vida, durante la época del colegio: Mis amigos no entendían el nombre del panfleto y siempre tenía que explicarlo: Otraparte, el nombre de la finca de uno de los intelectuales más sobresalientes y menos difundidos de Colombia: Fernando González, escritor y filósofo que recibía a sus visitantes con una bata untada de boñiga de vaca, quizás para decirle al mundo que solo allí verían boñiga porque sus obras estarían siempre inmaculadas. González -cuyo nombre fue propuesto por JP Sartre y Thornton Wilder como candidato al Premio Nobel de Literatura en 1955- fue uno de los maestros de Arango.

En homenaje a él le puse así a ese periodicucho barato y en homenaje a Gonzalo, publiqué uno de los poemas más cándidos y llenos de humor de Arango: uno que contaba como el pedo de Neil Armstrong rompía la tranquilidad y escrupulosa pompa de la conquista selenita. Su publicación la metí deliberadamente en el último minuto para que se salvara de la tijera del profesor que tenía la responsabilidad de cuidar la virginidad mental de mis condiscípulos. Ese Gonzalo es el mismo que se fue un 25 de septiembre del 76 por un orificio del infierno que se le abrió en una carretera del altiplano. Ese es el gonzaloarango que recuerdo después del hombre.

Upgrade (9:42 a.m.): A esta hora no he visto que algún medio masivo dé cuenta de esta conmemoración, con excepción del portal de la HJCK. y de Analitica.com, de Venezuela, que reproduce el contenido de la emisora de don Álvaro Castaño Castillo. También este artículo en Semana.

Preguntas al aire: ¿Los medios culturales colombianos prefirieron escribir NADA sobre Arango?

Vibra Bogotá responde carta de este blog

La emisora Vibra Bogotá -que se sintoniza en el dial 104.9 en FM, en Bogotá- está desarrollando un concurso en el que la joven que envíe un correo electrónico a la dirección sintetas@vibra.fm (Ah, escríbanle cualquier cosa para que reciban una respuesta muy personalizada como la que yo recibí, por parte de ‘Toño’), explicando porqué quiere tener senos más grandes y convenza al jurado, recibirá una mamoplastia.La Asociación Colombiana de Estudiantes de Comunicación Social (ACECS) manifestó su inconformidad con la emisora:

“Es increíble que una emisora de carácter juvenil venda una idea tan superficial, donde si no se tienen senos grandes no se puede triunfar. En repetidas ocasiones uno de los conductores de la emisora llamado Carlos Javier Méndez afirma: ‘así podrán conseguir más novios’. Vivimos en una sociedad con valores sociales frívolos y vacíos. Con este tipo de programas e ideas reforzamos un concepto de belleza asociado al éxito, y de esta forma promovemos una sociedad superficial y banal”.

Escuché los podcast de La W, en donde Karen Vinasco, la directora de Vibra Bogotá, se ufanaba del éxito de este concurso “entre las niñas”. Igualmente, Danilo Valencia -de La gozadera, de Olímpica Stereo en Medellín- organiza un concurso que ayer tenía 1.200 inscritas para “ayudarles con las siliconas”. También habló Fabián Gaviria, director de Olímpica en Pereira, quien fue aún más resuelto a la provocación y esgrimió con orgullo el eslogan del concurso: “Sin Olímpica no hay tetas”.

Por su parte, Julio Sánchez Cristo, director de La W, se despidió de sus colegas con un “Mucha suerte con este concurso”, no cuestionó y no dejó ver la menor preocupación cuando en otros temas si suele editorializar.

Ayer le escribí a Karen Vinasco y le pregunté cuál es la justificación que tiene este concurso “¿Siente usted que su emisora hace algo con absoluta responsabilidad social? ¿Creería usted que un concurso de esta naturaleza estimula la obsesión en las jovencitas por tener implantes de senos?”

Me contestó a las pocas horas y reproduzco su respuesta sin ninguna edición para que sean ustedes los que juzguen:

Profesor Solano,

Me alegra saludarle, A continuación me referiré a las inquietudes que me plantea con respecto a la mamoplastia de aumento que se está regalando en el programa de la mañana de la emisora Vibra Bogotá. El tema ha sido discutido a través de diferentes espacios en la mañana, dichos espacios son de entretenimiento y de igual forma en muchos casos se tratan temas con fundamento social, es así como hemos realizado crónicas que revelan los riesgos que corren jovencitas que se practican abortos de manera ilegal en nuestro país o concursos de conocimiento generales, interuniversitarios con excelentes resultados. Durante este mes hemos decidido realizar un concurso para regalar una mamoplastia de aumento, de la misma manera como a lo largo del año hemos regalado bonos para ir a un spa y realizarse tratamientos de belleza. Evidentemente, existe un gran interés de las mujeres por lucir mejor, diferentes oyentes coinciden en que verse más bellas es uno de los elementos, por supuesto no el principal que hace que se sientan más a gusto con ellas mismas.

El hecho de que la entrega del premio coincida con la transmisión de la serie “Sin tetas no hay paraíso”, ha despertado fuertes críticas, fundamentadas en que se está promoviendo la superficialidad de la mujer, incluso se llega a una generalización que llevaría a que cualquier mujer que desee un implante de senos fuera considerada poco inteligente o de dudosa reputación, consideración que me parece bastante desmedida. En mi concepto cualquier mujer preparada con los pies en la tierra y excelentes valores puede pretender lucir mejor, sin que esto permita en ningún momento dudar de sus capacidades o valores, en realidad siento que no se afecta a la sociedad por regalar una cirugía a una mujer que pretenda cambiar su aspecto físico y no creo que la cantidad de mujeres inscritas indique que hemos influenciado a las mujeres para que quieran aumentar el tamaño de sus senos, simplemente es una muestra de que muchas mujeres quieren lucir mejor, como quien va a un gimnasio o realiza cualquier cambio físico que lo haga sentir bien. El tema de la novela es otro, el problema de la novela de Bolivar, no es, en mi concepto el aumento de los senos sino la inversión de valores que genera la adquisición de dinero fácil, seguramente si los “traquetos” buscaran mujeres sin tetas, ninguna de las protagonistas se hubiera realizado una cirugía, pero sí hubiera vendido su cuerpo con el fin de conseguir dinero. Nuestro concurso no se trata de buscar mujeres superficiales, que piensen que un par de tetas es la solución a los problemas de su vida, se trata de regalar un cambio estético con el que una mujer evidentemente no encontrará la felicidad o una mejor calidad de vida, simplemente se dará un gusto con el que se sentirá seguramente muy bien cuando en la mañana, como todos, maestros escritores científicos o simples comunicadores lo hacemos, se mire al espejo.

Mil gracias profesor por su interés en el tema, le recomiendo me confirme que le llegó el mail y el dato del Blog en el que se publicará el artículo, para nosotros es un gusto recibir criticas y comentarios siempre que sean, como en este caso, en términos cordiales, como debe ser una discusión abierta sobre cualquier tema, cualquier opinión o información adicional que requiera sobre el concurso o la emisora Vibra, con gusto la atenderemos.

Cordialmente

KAREN VINASCO
Directora Nacional de Emisoras
W.V Radio

Preguntas al aire: ¿Está de acuerdo con este tipo de concursos en los medios masivos? Independientemente de su posición a favor o en contra frente a este tipo de concursos no deberíamos pronunciarnos?

PDTA 1: En los comentarios publicaré mi respuesta al mensaje de Karen Vinasco.
PDTA 2: Perdonen lo largo de este post, pero creo que no era prudente editar la respuesta para que imparcialmente ustedes decidieran sobre la postura ética de la emisora.