Aunque algunos no quieran, aquí seguimos

Con temor a que suene levemente samperista, debo decir que “Aunque algunos no quieran, aquí seguimos”. Confieso que es paradójico, pero hasta me dio gusto que ayer hackearan este blog durante algunas horas. Sirvió para que le sacudiera el polvo a este pequeño dinosaurio en que se había convertido el blogcito dado que le he tenido que dedicar más tiempo a otras actividades y, de paso, a otros medios.

Continue reading